10 Star House: así es la casa que gasta 2 euros al año en energía

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Existe una clasificación internacional en arquitectura para establecer el gasto energético de los edificios, especialmente en climatización. Cuanto menos consume una construcción, más estrellas recibe.

Dentro de la bioarquitectura, obtener 10 estrellas es el mayor reconocimiento posible. Los estudios australianos The Sociable Weaver y Clare Cousin Architects han logrado ese galardón con un proyecto al que han bautizado así, 10 Star House (Casa de las 10 Estrellas). Se ubica en la localidad de Cape Paterson, en la costa sur de Australia, tiene una superficie de 160 m2 y un precio de 325.000 euros.

Los diseñadores aseguran que su factura energética no rebasará los dos euros anuales. Te explicamos cómo lo han hecho posible.

Climatización natural

No hay ningún dispositivo mecánico para lograr una temperatura confortable en el interior de la vivienda. Ese objetivo se logra aprovechando al máximo la energía solar gracias a sus grandes ventanales de doble acristalamiento orientados al norte (al ser el hemisferio sur, esa es la disposición ideal). Además cuenta con un panel fotovoltaico en el tejado capaz de producir 5 kilovatios de electricidad.

El sistema de ventilación permite un intercambio pasivo de calor con el exterior, de tal forma que durante el día se refresca la casa si la temperatura es excesiva y por la noche, retiene el calor.

Los materiales de la envolvente son esenciales para lograr esa climatización natural. Por ello se ha utilizado hormigón industrial en los suelos, lo que mejora la masa térmica, además de aislantes biológicos, como celulosa y corcho, y madera tanto en el revestimiento interior como en la fachada.

Aprovechamiento y ahorro

Cuenta con un depósito que puede recoger hasta 10.000 litros de agua de lluvia, equipado con un sistema de potabilización y conectado a su vez con un termo eléctrico, alimentado por el panel fotovoltaico, que abastece de agua caliente a los residentes.

Los desechos orgánicos se depositan en una pequeña planta de reciclaje para conseguir el compost con el que abonar el jardín y el huerto, en el se pueden cultivar verduras ecológicas.

Un detalle más que favorece el ahorro energético: la red eléctrica de la 10 Star House dispone de un ‘botón verde’ que al pulsarlo apaga todos los aparatos de la casa menos la nevera, eliminando de esa forma el consumo fantasma de los electrodomésticos.

Con todas estas medidas, se estima que durante la vida útil de la 10 Star House se estarán ahorrando 203 kilos de dióxido de carbono por habitante y año, lo que tiene el mismo efecto que plantar casi 10.000 árboles.

Ecología en cada detalle

En el interior los arquitectos utilizaron selladores y pinturas naturales en suelos, paredes y techos. El mobiliario ha sido fabricado con materiales reciclables. La madera proviene de plantaciones sostenibles y los textiles (ropa de cama, manteles y colchones) son de algodón orgánico. La casa ofrece productos de limpieza naturales no tóxicos e incluso cepillos de dientes de bambú.

Construcción verde

El principio que ha inspirado el diseño de esta casa ha sido la sostenibilidad. También durante su construcción. Los arquitectos pidieron a los proveedores que redujeran los embalajes de todos los materiales y productos empleados. Además reutilizaron la mayor cantidad de los desperdicios. Por ejemplo, se usaron restos de yeso en el jardín para agregar minerales al suelo. Al final solo produjeron dos sacos de basura.