Así te ayuda la tecnología a lograr más espacio en tu casa

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Nos sobran cosas y nos falta espacio. Es el sino de nuestros hogares. Podemos solucionar el problema mudándonos a una casa más grande, pero no siempre es factible, de manera que suele ser más práctico encontrar la manera de aprovechar mejor los metros cuadrados de los que disponemos.

Muchos de los trucos para lograrlo ya los hemos visto en este blog: altillos, puertas corredizas, eliminar accesorios… Ahora los avances tecnológicos nos dan nuevas posibilidades, desde camas que desaparecen en el techo hasta cajones verticales automáticos. Veamos algunos de los más originales.

En el baño

  • Los espejos, además de dar una mayor sensación de amplitud, pueden esconder repisas y cajones que salgan apretando un botón, como los diseñados por la firma Laufen, con gran capacidad en muy poco espacio.
  • Las bañeras pueden sustituirse por duchas… o convertirse en una tumbona para crear una zona de relajación. La firma Duravit ha creado una cubierta de cuero y estructura flexible que resiste hasta 150 kilos de peso. Es una solución similar a la que ofrece Kaldewei: tres elementos individuales acolchados, resistentes al agua y que se acoplan a la bañera. Dejando solo uno, puede servir de soporte para tu tablet o tu libro mientras tomas un baño.

En la cocina

  • Especieros, porta cuchillos, botellas, utensilios… Si no están en los estantes (ocupando espacio) están esparcidos restando sitio de trabajo. La empresa S-Box ha desarrollado unos cajones verticales automáticos que se instalan normalmente al fondo de la encimera para aprovechar el espacio muerto que suele quedar tras los armarios bajos. El pequeño elevador sube para acceder a los utensilios y cuando baja, deja libre toda la superficie de la encimera.
  • Los fabricantes están diseñando minicocinas que ocupan no más de 2 m2. Y cuentan con todo lo que se necesita: mini electrodomésticos, mini vitrocerámicas y puertas plegables. Se incorporan a una estructura de armarios que se integra en cualquier estancia.

En el dormitorio

Una cama de matrimonio ocupa al menos 3 m2, a los que hay que añadir otros 3 m2 que hay que dejar libres alrededor como zona de paso. De modo que en un habitación tipo de 15 m2 ocuparía casi la mitad de toda la superficie.

La mejor solución es hacerla desaparecer durante el día para que haya un espacio diáfano que se aproveche, por ejemplo, como zona de estudio o de juegos. Bep Up Down ha ideado una cama con soportes móviles que van al techo. Desde un control remoto se acciona el sistema que la eleva hasta él.

La empresa española Camag ha desarrollado un sistema similar, aunque en este caso la cama siempre queda integrada en un falso techo bajo de pladur para cuidar la estética de la estancia.

Como se ve, ganar espacio es solo cuestión de imaginación… y de tecnología.

Imagen: minicocina.es