Así es la revolución digital que va a cambiar la construcción y las viviendas

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Las nuevas tecnologías cada vez tienen más impacto en el sector inmobiliario. La digitalización es ya un instrumento fundamental para conocer al cliente y ajustarse a sus demandas; para reducir plazos y costes en la construcción, de manera que los precios finales sean más competitivos; o para contribuir a la sostenibilidad diseñando viviendas de alta eficiencia energética.

Esta revolución en ciernes centró el debate de la mesa de diálogo Digitalización y nuevas tecnologías en el sector, que se organizó en el marco del Salón Inmobiliario Welcome Home Sevilla (WHS), celebrado el 3 y 4 de marzo con el patrocinio de BBVA. De esa reflexión entre expertos se pueden extraer cuatro campos de desarrollo en el que las empresas están volcando sus recursos.

 

  1. Big Data para adelantarse a la demanda

El objetivo hoy de cualquier negocio es personalizar, identificar al posible comprador, conocer sus gustos y necesidades, y preparar una oferta a partir de esos datos. Por ejemplo, detectar que en algunas zonas aumenta la demanda de pisos de tres y cuatro dormitorios, y en consecuencia, poner en marcha proyectos residenciales con ese diseño.

Ana Ramos, directora de Marketing y Comunicación de la promotora Neinor Homes, una de las ponentes de la mesa, subrayó la importancia de esa enorme fuente de datos que es internet (Big Data): “Es preciso digitalizar toda la cadena de valor. No basta con visualizar una vivienda con unas gafas de realidad virtual, cosa que sin duda ayuda, sino que hay que empezar antes la fase de digitalización del proceso de venta”. No hay que construir y luego buscar comprador, sino saber lo que quiere el mercado y luego, edificar.

 

  1. Servicios de valor añadido online

No solo se trata de poder gestionar el proceso de búsqueda de vivienda desde plataformas interactivas, sino de facilitar herramientas con las que conocer, en tiempo real, cuáles son las verdaderas características de los inmuebles que nos interesan y las posibilidades de financiación.

Ese es el servicio que ofrece BBVA Valora, una aplicación que analiza una ingente cantidad de datos de la zona donde quieres comprar tu casa para calcular el verdadero valor de la propiedad en venta. “Estas herramientas ya son imprescindibles para los jóvenes menores de 30 años, que desechan el papel y que apuestan por lo digital y lo inmediato”, afirmó Antonio Pablo-Romero, consejero delegado de la sociedad de tasación Krata, otro de los expertos de la mesa de WHS.

 

  1. Construcción más rápida y barata

Javier Martín Banderas, cofundador de Atlántica Platform, expuso las posibilidades de la tecnificación en la construcción de edificios o de ciudades enteras. Desde impresoras 3D hasta métodos de prefabricación modular de todo tipo de materiales, incluido el hormigón.

“El diseño constructivo no se puede realizar como antes –afirmó Martín Banderas–, por lo que hemos desarrollado una herramienta tecnológica propia para la automatización del diseño de las ciudades”. Con ella han construido 5.500 viviendas a la vez en Moscú. Menos tiempo y menos costes.

 

  1. Tecnología para casas ecológicas

Sistemas de climatización natural, materiales aislantes, energías renovables, reciclado… Así son los ‘edificios pasivos’, que utilizan técnicas avanzadas para lograr un consumo energético mínimo en las viviendas: “Podemos conseguir que el gasto en energía sea de poco más de 100 euros al año, y el confort está garantizado”, explicó Juan Manuel Castaño, director de la IX Conferencia Nacional de Passivhaus.

La digitalización de todo el proceso de construcción “permitirá también conocer la procedencia de los materiales utilizados”, añadió Castaño, “de manera que el comprador, cada vez más concienciado de la importancia de reducir las emisiones nocivas y el consumo energético, podrá seleccionar su casa sabiendo cuáles son los proyectos que más han contribuido a la sostenibilidad.”