Casas prefabricadas de hormigón: rapidez, resistencia y sostenibilidad

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Los españoles cada vez compramos más casas prefabricadas. Según un estudio realizado por Habilitissimo, su demanda se ha triplicado desde 2013. Es la lógica consecuencia del desarrollo de nuevos sistemas de construcción, más rápidos y con menos costes.

Sin embargo, la imagen de lo prefabricado aún tiende a relacionarse con materiales precarios, sujetos a un rápido deterioro. Pero, ¿y si se asegurara la misma calidad y durabilidad que la construcción tradicional? ¿Y si además sumara a esas ventajas la sostenibilidad y la eficiencia energética?

Eso es lo que ofrecen las casas prefabricadas con paneles de hormigón, una alternativa aún poco conocida, aunque ya existen algunos ejemplos en nuestro país, como la residencia que la empresa Homm ha presentado recientemente en la localidad madrileña de Las Rozas.

Aquí se explica cómo es esta propuesta arquitectónica:

  • Personalización. Es el cliente el que elige las dimensiones y la distribución de los espacios gracias a que los sistemas de fabricación de los módulos son flexibles, precisamente para adaptarse a la demanda: altura, longitud, aberturas (puertas, ventanas)…
  • Fabricación exprés. Al ser un sistema industrializado, los tiempos se reducen considerablemente. En concreto, la empresa Homm se compromete a contar con todos los elementos en un máximo de 4 meses, independientemente de las dimensiones de la vivienda.
  • Cimentación. Hay que realizar un estudio del terreno sobre el que se va a asentar la casa y prepararlo con la cimentación necesaria para soportar el peso de la estructura. Este proceso se realiza en paralelo a la fabricación de los módulos.
  • Instalación. Una vez que los paneles, la base y la cubierta están listos (con los sistemas de cañerías, desagües y cableado eléctrico incorporados), se trasladan en camiones y se montan con grúas, encajándolos según el diseño. El tiempo aproximado de la instalación es de un mes. De modo que en 5 meses es posible entrar a vivir en nuestra nueva casa.

El precio queda cerrado desde la contratación ya que el proceso industrial asegura que no haya imprevistos: se sabe con exactitud qué se necesita y cuántas personas intervendrán en la fabricación e instalación.

En España hay otras empresas, además de Homm, que ofrecen casas prefabricadas en hormigón (Vipre HomeModular Home, Obox Housing, Hormipresa…), con una media de precios similar, entre 800 y 900 euros el metro cuadrado.

También tienen en común la sostenibilidad de sus viviendas. En general, los módulos cuentan con un sistema de doble envolvente: en el exterior asegura la resistencia y la durabilidad; en el interior, el aislante puede aumentar o disminuir de grosor según la climatología de la zona. Eso las convierte en construcciones de alta eficiencia energética con menor gasto.

Ahorro, sostenibilidad, rapidez, duración, diseño personalizado… El hormigón aún tiene mucha vida en la construcción.