Cinco razones para vivir en Jerez

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Es una ciudad joven, donde la gastronomía, su maravilloso clima y su gente atraen a miles de turistas cada año. Pero no solo es arte y buen vino, también se ha convertido en una ciudad muy atractiva para vivir por muchos otros motivos. ¿Quieres saber cuáles son las razones que más nos han enamorado a nosotros?

  1. Una ciudad con historia

Durante los años 711-1264, Jerez o como se la conocía en aquella época (Xerez) gozó de un cierto bienestar económico en manos de los musulmanes. Sin embargo, con la llegada de los cristianos en 1264, liderados por el rey Alfonso X, la ciudad perdió parte de ese esplendor. Hubo que esperar hasta el siglo XV para que experimentara de nuevo un gran desarrollo como metrópoli que le llevó a estar en las primeras posiciones del reino de Castilla.

Hoy en día se la conoce como “Jerez de la Frontera”, aunque ese “apellido” lo acuñó durante la época de la Reconquista, cuando la ciudad servía de frontera entre las poblaciones ocupadas por los cristianos y los musulmanes.
1492 fue otro año clave para la ciudad gaditana, ya que ocurrieron dos acontecimientos históricos: el Descubrimiento de América y la Conquista de Granada, que hicieron que fuera una de las ciudades más prósperas del sur y se potenciaran sus relaciones comerciales gracias a la proximidad con los puertos de Sevilla y Cádiz.

Durante la época de Napoleón fue asediada y múltiples iglesias y edificios fueron ocupados, lo que hizo que la población se empobreciera y quedara humillada. No se recuperó hasta el siglo XVIII, con la construcción del primer ferrocarril, clave para llevar el famoso vino de Jerez fuera de sus fronteras. Hoy en día, es una ciudad aristocrática y popular a la vez, llena de preciosos contrastes. Y también es la capital universal del vino, del caballo y del flamenco.

  1. Su excelente geografía y clima

Es el municipio más poblado de Cádiz con más de 212.000 habitantes. Su excelente ubicación a tan solo 85 km del estrecho de Gibraltar le otorgan una posición privilegiada tanto geográfica como estratégica. A nivel extensión, el término municipal es el segundo más grande de Andalucía con 1.188 km2 que se extienden hacia el valle del Guadalquivir.

También goza de un delicioso clima mediterráneo, sus inviernos son generalmente templados y los veranos son muy calurosos. ¿A quién no le gustaría vivir en un lugar donde la temperatura media es de 18 grados?

  1. Su cultura

Su casco antiguo alberga el Alcázar pero también urbanizaciones modernas y las tradicionales bodegas. Y es que pasear por su casco urbano es toparse con iglesias y casas palaciegas, un bello contraste bañado por el sol. De hecho, gran parte de sus edificios han sido declarados Bien de Interés Cultural.

La ciudad lleva tatuada en la piel el amor por el vino denominado de jerez (o sherry en inglés), gracias a ser una fructífera comarca agrícola y ganadera. Cuna también del flamenco que ha visto nacer las voces de José Mercé o Lola Flores. El motociclismo es otro de sus atractivos así como el caballo con su Feria Internacional.

  1. Jerez, ciudad para invertir

Cuenta con parques empresariales y con un gran parque agroalimentario que hacen de Jerez una ciudad interesante para los inversores. Además, el ayuntamiento ofrece ayudas para el emprendimiento y fomentar la empleabilidad a todos tipo de empresas que se afinquen aquí.

  1. Situación de la vivienda

El sector inmobiliario empieza a repuntar con datos mucho más esperanzadores que en años atrás. Hoy en día, se han reactivado las promociones de algunos puntos de la ciudad, como Chapín o Los Villares, además del consistorio que también está planificando la construcción de 1.300 viviendas cerca de la carretera de La Cartuja.