Cómo actuar ante un incendio en casa

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Según datos del Ministerio del Interior, en lo que va de año en España han muerto más de 50 personas a causa de incendios en sus viviendas. En algunos casos la tragedia se produjo por no qué hacer ante las llamas.

 

Es muy importante conocer el protocolo de actuación en estos casos. La Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos explica las recomendaciones fundamentales:

  • Mantener la calma es esencial. El pánico te impulsa a huir y eso no es siempre lo más seguro.
  • Llama de inmediato a los servicios de emergencia (112). El tiempo es clave. Mientras llegan, y si el fuego es pequeño, intenta apagar las llamas con un extintor o con agua, siempre que el foco no esté en una sartén con aceite porque en este caso provocarías chispas que propagarían aún más el incendio.
  • Si no puedes controlarlo y la salida de la vivienda está despejada, sal cuanto antes a la calle con las llaves para facilitar luego la entrada a los bomberos. Si es posible, cierra antes todas las puertas y ventanas. Eso hará que disminuya el oxígeno y las llamas crecerán más lentamente.
  • Por ningún motivo regreses a la vivienda hasta que no te lo permitan los técnicos.
  • En caso de que te veas atrapado dentro de la vivienda, refúgiate en la habitación más alejada del foco. Cierra las puertas, ya que harán de cortafuegos y retrasarán la entrada del humo. Procura tapar las ranuras de la puerta de la estancia donde te hayas encerrado con tiras adhesivas o toallas húmedas.
  • Asómate a una ventana o al balcón para que te localicen los servicios de emergencia. Si no es posible, tiéndete en el suelo porque ahí se acumula el aire más limpio y avisa por el móvil de tu ubicación en la casa.

 

Si el fuego se ha producido en otro punto del edificio y temes que afecte a tu vivienda, esta es la mejor forma de actuar:

Si tu piso está encima del incendio

  • Es muy arriesgado intentar salir a la calle. No conoces la virulencia de las llamas y, además, el humo tiende a subir a través de los huecos de ventilación, como la escalera o el ascensor.
  • Es mejor actuar como se ha explicado antes: refúgiate en casa, cierra puertas, tapa las rendijas con cinta o paños húmedos y procura salir al balcón o asomarte a la ventana.

Si tu piso está por debajo del incendio

  • Lo mejor es salir cuanto antes a la calle cerrando puertas.
  • Nunca utilices el ascensor. Las llamas podrían haber afectado al sistema eléctrico, impidiendo su funcionamiento y dejándote atrapado.
  • El humo tiende a subir, pero también es posible que se haya acumulado en el hueco de la escalera. En ese caso, existe el riesgo de que sufras una intoxicación antes de que puedas alcanzar la salida. Por eso, lo aconsejable es volver a entrar en la vivienda y seguir las instrucciones que se han dado antes.

Si las llamas te han alcanzado y se prende tu ropa, nunca corras: túmbate y rueda sobre ti mismo con energía mientras te tapas la cara con las manos.