Cómo tener una casa inteligente adaptada a cualquier presupuesto

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

¿Piensas que no tienes una economía que te permita tener una casa con tecnología? ¿Crees que los sensores de luz, los electrodomésticos smart o la domótica no están al alcance de tus posibilidades? Entonces te sorprenderá descubrir lo que cuesta tener una casa de este tipo porque hay tecnología que se adapta a todos los bolsillos. ¿Quieres saber más?

La seguridad también es inteligente

No merece la pena escatimar en nuestra seguridad. Saber quién entra y quién sale de nuestra casa quizá es la mayor preocupación de muchos españoles. Por eso, existen muchas medidas de seguridad adaptadas a cualquier economía. Por ejemplo, las “cerraduras inteligentes” pueden costarnos desde 40 euros. Su particularidad es que podemos abrir y cerrar puertas sin las tradicionales llaves, manejando un teclado numérico.
A partir de los 250 euros podemos encontrar un sistema de acceso a nuestra vivienda algo más sofisticado. La empresa que lo comercializa se llama Somfy y se trata de un pequeño dispositivo que se coloca en la cerradura y nos ahorra llevar las llaves encima. Su funcionamiento es muy sencillo, no necesita teclado numérico, tan solo es necesario acercar un llavero, una pulsera o el propio móvil al aparato y la puerta se abrirá.
Si quieres ver quién está llegando a tu casa, puedes optar por un timbre virtual que está conectado -a través de wifi y de una cámara situada en la puerta- a nuestro propio móvil. Su precio ronda los 250 euros.

Cámaras de seguridad de interior y exterior

En relación a las cámaras de seguridad, existen muchos modelos y precios. Pero a partir de una cantidad no muy elevada podemos controlar con todo detalle lo que ocurre dentro de nuestra vivienda cuando no estamos, al igual que en los alrededores. Por ejemplo, hay cámaras que se colocan en el interior, con capacidad para grabar hasta 32 gigas y con un ángulo de visión de más de 130º. Su precio ronda los 195 euros. Para el exterior y siempre que respetemos la franja mínima de acceso a la vivienda, podemos controlar quien está cerca de nuestra casa con cámaras a partir de los 290 euros. Estas cuentan con ángulo de visión de 180º, iluminación LED y con rayos infrarrojos. En función de la complejidad, pueden llegar a costar hasta los 600 €.

Pequeños aparatos que hacen nuestra vida más sencilla

¿Sabías que existen modelos que te avisan cuando hay algún imprevisto? Por ejemplo, una fuga de agua de la lavadora o el lavaplatos, o cuando nos dejamos el congelador abierto.  A través de una aplicación móvil, podemos recibir alertas de este tipo. Su coste es de 45 euros y sin duda, hará que estemos mucho más tranquilos.
También podemos controlar desde el móvil la temperatura de nuestro hogar a través de sensores muy sencillos de instalar. Por solo 30 euros podemos bajar la temperatura, subirla o apagarla incluso estando fuera de casa. Los sensores de luz son muy útiles y nos ayudan a dirigir la luz por control remoto, su precio ronda los 65 euros. Estos además de hacernos la vida un poco más fácil nos ayuda a reducir la factura de la luz en un 18%.

En la cocina, prima la practicidad

Uno de los lugares de la casa que más ha evolucionado es la cocina, así como las tareas, hábitos o tiempo que pasamos en ella. Es por eso que existen multitud de posibilidades dentro de este espacio. Antes de nada, conviene preparar esta parte de la casa con una red informática y conexión wifi compatible con todos los electrodomésticos. La idea es poder interactuar con todos a través de nuestro teléfono.
Después, hay que equipar la cocina con los electrodomésticos que permitan todos estos avances. Por ejemplo, hay hornos que saben cómo tienen que cocinar en función de los alimentos que hayamos introducido en él. Su precio ronda los 1.000 euros. También hay neveras con pantallas táctiles, incluso conectadas a nuestro teléfono para ver desde el supermercado qué alimentos tenemos que meter en la cesta de la compra. Y las podemos encontrar por unos 1.300 euros.

Cuánto cuesta una casa domótica

En definitiva, tener una casa inteligente ya no es cosa de unos pocos. Teniendo en cuenta todas las posibilidades, una vivienda de 90 metros cuadrados con una domótica básica, que incluya climatización, iluminación, sistema de acceso a la vivienda podría costar alrededor de los 1.800 euros. Si queremos añadir algún sistema de video vigilancia, habría que sumar otros 3.000 euros, y otros 4.500 euros aproximadamente si deseamos tener una cocina con los últimos avances.