¿Cómo va influir el nuevo EuriborPlus en la compra de la vivienda?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Todo parece indicar que a lo largo de 2016 entrará en escena el EuriborPlus. Se trata del nuevo índice de referencia para el mercado hipotecario en el que se trabaja desde 2014 en la UE para consolidar un sistema que dé mayor transparencia y seguridad. Aunque aún hay dudas, no se espera que su introducción tenga impacto en la evolución del mercado inmobiliario español.

Según el primer Flash inmobiliariode 2016 publicado por BBVA Research, “2015 concluye con un volumen de ventas en torno a las 400.000 viviendas. Este dato se sustenta en las buenas cifras laborales, el impulso de la afiliación a la Seguridad Social, y la confianza de los consumidores en la mejora de la economía durante los primeros meses de 2016”. El otro dato que apuntala la recuperación es el comportamiento del Euribor.

El índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas de los españoles se ubica en mínimos históricos. Una tendencia a la baja que ha continuado en las primeras semanas del año, situándose en el -0,008% de media en el pasado mes de febrero. Ahora, esta presión a la baja se apuntala tras las medidas aprobadas por el BCE (Banco Central Europeo) el pasado 10 de marzo.

Aún es pronto para saber qué impacto tendrá en el mercado la reducción de los tipos de interés a 0% marcada por el Consejo de Gobierno del BCE.  Esta medida, inédita en Europa, condiciona la actividad de la banca, pero desde el punto de vista del ciudadano debe cristalizar en recortes de los tipos de interés y, por ende, créditos más baratos, entre ellos los referenciados al Euribor. De hecho, el pasado 14 de marzo el índice ya registraba una caída, quedando en el -0,023%.

La otra incógnita es si las medidas de Mario Draghi pueden influir al proceso de transición hacia el EuriborPlus, tanto en el plazo de entrada como en su propia definición. De momento no lo parece, pero la prudencia aconseja estar pendiente a los movimientos y declaraciones de los órganos europeos competentes. Y en esta espera, lo más práctico es ir familiarizándose con este índice al que se van a referenciar las operaciones crediticias, y por supuesto, la hipoteca de vivienda.

 

¿Por qué un nuevo índice?

Dotar al sistema de una mayor transparencia y estabilidad son dos de los principales objetivos del EuriburPlus. Para lograrlo, desde la UE se articula una fórmula que medirá la tasa efectiva en la que realmente los bancos se están prestando el dinero.

 

¿Cuándo entrará en vigor?

Una pregunta a la que aún no se puede dar respuesta, ya que no se ha realizado ninguna comunicación oficialdefinitiva por parte del BCE o autoridades competentes de la UE. La única pista llega desde el EMMI (European Money Market Institute), el organismo encargado de su renovación sí ha manifestado que en el segundo trimestre de este año entrará en periodo de pruebas para comprobar su índice de volatilidad.

Pese al anuncio, resulta aventurado anunciar ninguna fecha de entrada definitiva. Lo más cabal es pensar que durante el presente año el EuriborPlus será una realidad pero su aplicación final no deja de estar condicionada a la evolución de los grandes datos macroeconómicos, el precio del petróleo y, en especial, la marcha de las economías europeas. Es muy probable que finalmente se espere a evaluar si las medidas aprobadas por el BCE tienen el efecto reactivador que se persigue antes de tomar una decisión definitiva.

 

¿Se va a aplicar a todas las hipotecas?

Sí, va a ser el índice de referenciaen sustitución del actual Euríbor, lo que no está tan claro es cómo se va articular su introducción. Se ha hablado de que la imposición del EuríborPlus se acometería gradualmente, de modo que pudiera existir un periodo en el que convivan ambos. Por otro lado, hay expertos que dan por hecho que el anuncio de su aplicación vendrá acompañado de una ley que obligue a referenciar las hipotecas Euríbor al nuevo índice. En cualquiera de los casos queda claro que el cambio se realizará con rapidez.

 

¿Va ser más cara mi hipoteca?

En teoría no debería ser así, la base de cálculo seguirá siendo la tasa de interés del mercado interbancario. Lo que se pretende es que su valor fluctúe menos que en la actualidad buscando un efecto neutro en la aplicación del nuevo índice en el mercado..

 

¿Conviene esperar para hacer la compra de mi vivienda?

Aquí la respuesta es más clara: no. Como se ha señalado, las autoridades están actuando con el mayor de los celos para que la introducción del nuevo índice de referencia en las hipotecas no distorsione la evolución del mercado, ni desde el punto de vista de la demanda ni de la oferta. Además, no se debe olvidar que este momento de transición de los índices llega con unos tipos históricamente bajos.

De hecho ninguno de los estudios de referencia sobre el mercado de la vivienda considera este factor. En el Informe Situación Inmobiliaria España de BBVA Research se apunta que en 2016 el sector “consolidará su fase de crecimiento, apoyándose en el impulso de la demanda y la vuelta de la edificación residencial, en un escenario de expansión del crédito“. En cuanto al comportamiento de los precios, este estudio habla de “inicio de un nuevo ciclo de estabilidad”.