¿Conoces todas las coberturas de tu seguro de hogar?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

La mayor parte de los españoles asegura que nunca se ha leído la póliza de su casa y que no tiene claro qué siniestros le cubre. Un informe realizado por la revista Inmueble arroja datos muy llamativos, como que 1 de cada 10 españoles no sabe lo que realmente paga por su seguro de hogar.

Los españoles pagamos una media de 300 euros por el seguro de nuestra casa, aunque el 25% asegura que no tiene claro el precio ni tampoco si la prima le sube cada año. Son algunos de los datos que recoge la encuesta realizada por la revista Inmueble. Pero no son los únicos: a la hora de elegir una póliza, a los españoles nos gusta estar bien cubiertos y por eso, no lo dudamos: contratamos la multirriesgo, aunque no tengamos muy claras sus coberturas. De hecho, solo el 50% de los encuestados asegura habérsela leído por completo y conocer en detalle las asistencias de la misma.

Aunque es cierto que contratar una póliza de hogar no es un requerimiento obligatorio, el 90% de los encuestados sí considera que es algo muy necesario en la vivienda. Parece que estar cubierto ante cualquier imprevisto, accidente o avería nos hace sentir más tranquilos. Y por eso no lo dudamos, más del 60% de los encuestados asegura haber dado entre 1 y 3 partes desde su contratación.

Beneficios de conocer bien las coberturas

Se ha estropeado la lavadora, tenemos una humedad en el baño que invade al vecino de abajo o nuestro hijo ha roto la mesa de cristal del salón jugando. Son algunos ejemplos de los accidentes caseros más frecuentes que se producen a diario y un buen seguro de hogar suele cubrir la mayoría de ellos. Conocer bien las coberturas impide que incurramos en gastos inncesarios. Según este estudio, “los alimentos en mal estado, la asistencia de viaje o el acoso digital a menores” son las asistencias más desconocidas para los ciudadanos.

Según el estudio mencionado, el 71% de los españoles no aprovecha el seguro de hogar que tienen. Ya sea por falta de conocimiento, falta de interés, de tiempo o dejadez, lo cierto es que muchos dejan pasar la oportunidad de analizar bien el contrato y recurren a la contratación de estos mismos servicios a otras entidades.

Consejos para no caer en las duplicidades

Aunque la falta de tiempo a veces impida que le podamos dedicar la atención necesaria a las gestiones personales, es importante encontrar un minuto para analizar lo que tenemos contratado. En muchos hogares, conviven varias pólizas (de automóvil, de hogar, o incluso las tarjetas de crédito que tenemos contratadas con los bancos).

Analizándolas bien todas, podremos sacarle el máximo provecho y no incurrir en gastos innecesarios. Si tenemos un seguro contratado con una compañía, es importante saber en qué fecha vence y unas semanas antes contactar con la aseguradora preguntando si las coberturas han variado y cuál es la cuota. Si la compañía nos sube la cuota en exceso, es el momento de investigar otras alternativas y comprobar si podemos conseguir un precio mejor con iguales prestaciones.

Otra buena manera de ahorrar es contratando varios seguros (el de casa, el de coche, el de moto…) con la misma compañía. De esta forma, podrás exigir un precio por paquete y mejores condiciones.

Por último, es importante conocer la diferencia entre los seguros multirriesgo y el seguro mínimo de hogar. El primero suele recomendarse a aquellas viviendas en las que hay joyas, antigüedades, muebles con gran valor u obras de arte. El segundo es mucho más básico pero cubre incendios, atascos de tuberías, robos y hurtos. Una vez analizado ambos lo importante es elegir el que realmente necesitamos.