Coworking: compartir espacios de trabajo innovadores y asequibles

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

La actividad es intensa. Una persona recorre hablando con el móvil uno de los espacios de trabajo al que se accede desde la sala principal, donde la madera es protagonista (apuesta por la sostenibilidad), junto con las redes y los equipos informáticos. En otra zona se desarrolla una reunión y no muy lejos de ellos dos jóvenes hacen cálculos frente a una pantalla de ordenador. En una de las salas comunes, un limonero…

Es The Hub Madrid. No se trata de una empresa, son muchas compartiendo un local de trabajo, lo que los anglosajones conocen como coworking. Los ocho fundadores de esta propuesta inmobiliaria apostaron por reconvertir un antiguo garaje madrileño en un lugar de alquiler asequible para emprendedores. Y han acertado, porque las instalaciones tienen la máxima ocupación.

“Estamos asistiendo no a un boom del coworking, sino a un cambio de mentalidad a la hora de entender las formas de trabajar. Cada vez más gente comienza a autoemplearse. Es en este punto donde nace el crecimiento tan grande del coworking. Cada vez hay más autoempleados, emprendedores, freelance… que se dan cuenta que en espacios de este tipo encuentran ventajas que no tendrían trabajando desde casa o desde una cafetería”, asegura en una entrevista a Zmart.co Manuel Zea, fundador del site Coworking Spain y organizador del Coworking Spain Conference.

La primera ventaja es el ahorro, importante frente al alquiler de una oficina convencional, al compartir no solo el local (tanto para trabajar como para ocio y descanso), sino algunos servicios de telecomunicaciones. Además, se pueden generar sinergias entre empresas y/o emprendedores que desarrollen sus proyectos en el mismo sector, e incluso incrementar los contactos profesionales a partir de esas colaboraciones.

Pero no sirve cualquier espacio, porque no se trata de dividir una misma oficina en zonas autónomas y subarrendarlas. Los propietarios que se reúnen en el Coworking Spain Conference apuntan cinco características que deben configurar un auténtico lugar de coworking:

  1. Debe generar actividades paralelas y fomentar la creatividad y la colaboración. Trabajar juntos no es compartir mesa, es poner en común ideas y tareas.
  2. Las redes sociales son la continuación natural en la Red de este experimento laboral… y social. Facebook, Twitter, Linkedin… Internet es parte esencial de estos locales.
  3. Espacios comunes y abiertos, donde la sociabilización sea imprescindible, también con los visitantes y no sólo para asuntos profesionales. Por ejemplo, Van Divulgación, en Vigo, organiza por la noche eventos culturales a los que cualquiera puede asistir.
  4. Zona de ocio obligatoria. Una cocina o una cafetera son puntos de reunión, charla y comunicación.
  5. Originalidad y personalidad. Propuestas diferentes que den un valor añadido a cada espacio de coworking. Es el caso de Utopic us, pionero de este sistema de ‘co-trabajo’ en Madrid, que ya cuenta con tres locales y en cada uno de ellos ofrece zonas gastronómicas para unir dieta y negocios.

El coworking crece con fuerza hasta el punto de buscar su espacio también en pequeñas localidades y áreas rurales. En efecto, los emprendedores no sólo residen en las grandes ciudades, más aún en estos tiempos donde regresar al campo representa reducir considerablemente los gastos.

El éxito de Crearium es la mejor prueba de ello, lugar de trabajo compartido en Monzón, localidad de 17.000 habitantes en la provincia de Huesca. Áreas laborales y además centro de exposiciones, aulas de formación e incluso una huerta como elemento diferencial para crear comunidad.

MicroHUB Piélagos es otra propuesta de coworking rural, en Piélagos (Cantabria), que ha contado con ayuda financiera del ayuntamiento para atraer a jóvenes empresarios tanto de esa localidad como de la comarca. Gracias a ello, el microHUB ofrece espacio gratuito durante los seis primeros meses de la actividad profesional.

La oferta de coworking es diversa, económica, atractiva y cada vez más extensa. El comienzo de una nueva forma de concebir el trabajo de emprendedores y autónomos, y que a la vez puede ayudar a dinamizar el mercado del alquiler en España.

 

Foto @Walter Lim, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0