Cuidado, si lees esto, querrás vivir en Gerona

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Los productores de la serie Juego de Tronos recorren el mundo buscando localizaciones extraordinarias, escenarios mágicos en los que desarrollar su drama. En cuanto llegaron a Gerona supieron que habían encontrado un entorno único, como se pudo ver en varios capítulos.

La historia se desparrama por su callejas empedradas. Cada edificio parece concebido como parte de un museo al aire libre, pero repleto de la vida de cualquier barrio popular. Todo al alcance de un breve paseo caminando o en bicicleta por sus calles peatonales. Es el privilegio de las ciudades recogidas (900.000 habitantes) que prefieren no crecer demasiado para no perder su esencia.

Los vecinos de Gerona presumen de estar entre los españoles más satisfechos por disfrutar de un urbanismo singular y una alta calidad de vida. El propio ayuntamiento realizó una encuesta para descubrir qué les gustaba más de su ciudad. Estas fueron las respuestas mayoritarias.

El Barri Vell, su casco viejo

Los tramos de las antiguas murallas carolingias (siglo IX) se esconden en una intricada red de vías y callejuelas que forman El Call, la Judería, uno de los núcleos medievales mejor conservados de Europa. Apenas a unos cientos de metros emergen las torres de Julia y Cornelia, la Catedral y los fabulosos Baños Árabes.

Las Casas de Oñar

Las coloridas casas que cuelgan sobre el río Oñar, que divide el Barri Vell en dos, probablemente sea la imagen más característica de Gerona. Todas las fachadas fluviales están pintadas siguiendo una paleta cromática precisa para proporcionar armonía y contraste al paisaje.

El Parque de la Dehesa

Es el parque urbano más grande de Cataluña, regado por tres de los cuatro ríos de la ciudad: el Ter, el Oñar y el Güell. Un lugar ideal para el ocio familiar o deportivo, o para caminar tranquilo a lo largo de sus 40 hectáreas, de las cuales nueve son de paseos sombreados, cubiertos por las bóvedas que forman las copas de los plátanos centenarios.

La Rambla de la Libertad

Podría decirse que es el lugar de encuentro de toda la ciudad, una espina dorsal urbana donde confluye la historia antigua, con sus soportales medievales, la modernización del siglo XIX, con sus edificaciones señoriales, y el espíritu vanguardista, comercial y bullanguero de sus tiendas y bares de aperitivos sabrosos.

El entorno natural

A 30 minutos en coche hacia el este se disfruta de todo el sol del Mediterráneo que ilumina las playas de la Costa Brava: Lloret, Fenals, Sa Boadella, Santa Cristina, Canyelles… A 45 minutos por carretera hacia el norte, el paraíso pirenaico.

Gastronomía de estrellas Michelín

La cocina de Gerona se alimenta del mar y la montaña, un lujo que ha sabido aprovechar hasta la excelencia el mítico restaurante El Celler de Can Roca, elegido este año segundo mejor restaurante del mundo, después de varios años siendo el primero. Una guinda de tres estrellas Michelín para la variada gastronomía de la ciudad, ahora con fama universal.

Te lo advertimos… Ibas a querer vivir en Gerona.