¿Qué debo tener en cuenta para iluminar mi vivienda?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Hay quien convierte la iluminación de su vivienda en un asunto secundario y reduce la cuestión a colocar lámparas para evitar lugares de sombra y tener una visibilidad suficiente.  Sin embargo, aportar luz a una casa significa mucho más: crear ambientes, generar confort y aportar carácter a la decoración. Es importante planificar de manera global todo el sistema de iluminación, según nuestros gustos y necesidades, y lograr la mayor eficiencia energética posible en la vivienda.

Con la ayuda de los expertos de Arquitectos Madrid 2.0, hemos preparado una guía con los elementos a tener en cuenta para preparar un proyecto de iluminación integral.

Tonos e intensidad

Estas dos características se relacionan con el uso que vayamos a dar a cada estancia. Se pueden resaltar dos ideas generales en cuanto a los tonos de la luz:

  • Los cálidos, en la franja de los rojos y amarillos, proporcionan una sensación relajante, de intimidad y confort, y se relacionan con una baja intensidad lumínica. Adecuada para dormitorios y salas de estar.
  • Los fríos, dentro de la franja de los blancos y azules, son estimulantes, por tanto, convenientes para espacios donde se desarrollan actividades. Han de ir asociados a una mayor cantidad de luz. Habituales en cocinas o despachos.

En muchos casos se combinan ambos tonos según el uso en cada momento. Una luz clara y fría puede ser útil en el baño para una ducha rápida, y una cálida es perfecta durante un baño relajante.

El color de la luz se mide por la escala de temperatura Kelvin (K):

  • Tonos cálidos: menos de 3.300 K
  • Tonos intermedios: entre 3.300 y 4.100 K
  • Tonos fríos: más de 5.000 K

Iluminación funcional, de ambiente o específica

No existe una iluminación universal válida para cualquier espacio pero, a grandes rasgos, podríamos diferenciar estos tipos:

  • General o funcional: más potente y fría. El objetivo es lograr una visibilidad global y homogénea. Se consigue con varios puntos de luz en el techo y en las paredes. Una sola lámpara siempre es insuficiente porque o es muy potente y provoca deslumbramiento, o no logra la suficiente intensidad y crea áreas de penumbra y baja visibilidad, lo que resulta un serio inconveniente en zonas de paso y donde hay escaleras.
    Hay que estudiar la colocación y organización de los interruptores que controlan cada sección. Son aconsejables los reguladores de intensidad para poder escoger la cantidad de luz adecuada para cada ocasión y ahorrar energía.
    Cada vez más se utiliza la iluminación general indirecta, con zonas cubiertas en paredes y techos donde instalar lámparas de bajo consumo, halógenos o lámparas LED.
  • De ambiente: más tenue, cálida y difusa. Su propósito es crear zonas diferenciadas dentro de cada estancia. Se logran con puntos de luz bajos como lámparas de mesa y de pie.
  • Específica: más directa.  Se utilizan focos para obtener una visibilidad total en zonas concretas como podría ser un escritorio, una mesa de comedor o un sillón de lectura..

Hay que estudiar la distribución de la vivienda y del mobiliario para diseñar un proyecto que combine estos tres tipos de iluminación, de manera que se logre un equilibrio y se eviten contrastes excesivos.

Tendencias luminarias

En la última feria Light & Building, celebrada en Frankfurt, presentaron las últimas tendencias y, en la mayoría de los casos, tienen como protagonista la tecnología LED, adaptable a cualquier tipo de lámpara o foco, con la gran ventaja de su bajo consumo y gran durabilidad. Otra solución eficiente es el controlador o mando digital inteligente que regula, manual o automáticamente, tanto la intensidad como el tono de la luz.

Los sistemas de control económicos que detectan el movimiento es otra tendencia en auge. El sistema determina el encendido o apagado de las luces solo si la estancia está ocupada, lo que supone un ahorro energético importante.

En la feria alemana volvió a ponerse de manifiesto la tendencia minimalista en la iluminación de interiores: luminarias empotradas, estilos sobrios y vanguardistas, eliminar volúmenes para primar el diseño más diáfano.

Son muchos los elementos a tener en cuenta para lograr un proyecto de iluminación integral, confortable, útil y energéticamente eficiente. Por eso, antes de iniciar cualquier reforma, consulta a un experto.

 Imagen @Jeremy Levine, distribuida con licencia Creative Commons By-2.0