Diez nuevos perfiles profesionales en la construcción

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

La arquitectura y la construcción no viven ajenas al efecto transformador de las nuevas tecnologías. Una nueva generación de profesionales debe dar respuesta a la creciente robotización de los procesos constructivos, al análisis big data o la inmótica del edificio. Pero el sector vive su propia revolución para ganar sostenibilidad y eficiencia energética en sus construcciones o mejorar la seguridad de sus trabajadores. Repasamos algunos de los nuevos perfiles profesionales con más futuro en el sector.

  • Arquitecto sostenible. Sin duda es el nuevo paradigma del sector, llamado a cambiar el diseño arquitectónico y muchos de los modelos constructivos existentes. Sus objetivos no son solo crear edificaciones ecoeficientes, también racionalizar el uso de los materiales y aportar una mayor eficiencia en el consumo energético durante la obra. Se trata de un perfil profesional con creciente demanda, ya que aporta un valor diferencial para la comercialización del proyecto y repercute en la rebaja de costes. La realización de un máster especializado es la vía más habitual para formarse en esta disciplina, aunque también se puede acceder a su conocimiento desde el ejercicio de la arquitectura en estudios y empresas especializadas.

 

  • Especialistas en rehabilitación energética de edificios. Desde que en 2013 se aprobara el Plan Estatal de Rehabilitación de edificios, la obra de eficiencia energética y bioclimática está ofreciendo una gran oportunidad al sector. El objetivo es modernizar el parque de viviendas español, ya que las estimaciones oficiales calculan que cerca de la mitad de los 25 millones existentes cuenta con más de 30 años. Para atender esta demanda, diversas instituciones formativas especializadas, han creado ciclos formativos de duración muy variada, incluido uno online del Instituto Superior de Medio Ambiente.

 

  • Seguridad en el trabajo. Una normativa más exigente y la creciente sensibilización de la empresa en materia de seguridad propician el refuerzo de las plantillas en este área. La oferta formativa es muy extensa acorde a las diferentes escalas profesionales. Los graduados en Prevención de Riesgos Laborales, en nivel básico e intermedio, son operarios en seguridad y salud formados en Formación Profesional, que promueven actuaciones preventivas en colaboración con los técnicos superiores. Dentro de los de grado medio y superior hay diferentes especializaciones: desde ergonomía y psicosociología aplicada, a higiene o seguridad. Cada uno desde su especialidad se encarga de evaluaciones de riesgos de trabajo en los entornos laborales, vigilancia del cumplimiento de la normativa, diseño del lugar de trabajo, estudios de estrés, diseño de planes de emergencia, toxicología laboral, etc.

 

  • Se trata de un perfil de profesionales que está incrementando su presencia en el sector de la construcción y la ingeniería. Esto se debe a la proliferación de infraestructuras marítimas como cableados, plataformas energéticas o puentes marinos. Deben contar con titulación en Formación Profesional de técnico de buceo en profundidad media, que les faculta para realizar trabajos subacuáticos de corte y soldadura, obras hidráulicas y explosivos, reparaciones y reflotamientos o prospecciones y reportajes fotográficos.

 

  • Analista de big data. Las fuentes de conocimiento basadas en análisis big data se utilizan ya en la planificación urbanística y en la smart city, pero estas técnicas aspiran a dotar de mayor eficiencia a cada eslabón de la cadena. Los técnicos de big data se incorporan así a las plantillas de las grandes empresas que apuestan por crear y analizar sus propios datos para aprender a gestionar con nuevos modelos áreas como las de proyectos, recursos humanos o logística de obra.

 

  • Se trata de una profesión con gran tradición desde el propio nacimiento de la arquitectura, pero que en los últimos años ha ganado presencia, tanto en proyectos privados como públicos. Su misión es ofrecer espacios más armónicos y sociales, donde la edificación, el urbanismo y la naturaleza convivan con eficiencia medioambiental pero integrando las nuevas tecnologías e infraestructuras. Puede trabajar en el ordenamiento de espacios naturales, en restauración de entornos urbanos, estudios de sostenibilidad y control medioambiental, etc. Se pueden cursar estos estudios tanto en su grado técnico (FP de segundo grado) o en la universidad.

 

  • Personal shopper inmobiliario. Una figura implantada en Norteamérica y que ahora podría llegar al mercado premium de la intermediación inmobiliaria española. Se trata de un profesional independiente que realiza la selección de la vivienda en compra y alquiler a su cliente. Un servicio para el que la confianza es básica y que muy posiblemente encuentre acomodo en algunas de las grandes ciudades y en las localidades costeras con demanda más internacional.

 

Otros profesionales que vienen

Pero el sector ya se prepara para abordar nuevos retos. Estos son tres de los perfiles profesionales que pronto contarán con un papel protagonista en el sector:

 

  • Automatización de la construcción. En paralelo con los avances de la automatización industrial, al sector de la construcción están llegando nuevas herramientas que robotizan y automatizan procesos de la obra civil y la edificación de viviendas. Herramientas que requieren de nuevos perfiles profesionales que, de momento, son formados por las propias empresas desarrolladoras de estas nuevas tecnologías.
  • Domótica e internet de las cosas. Aunque en los últimos años la domótica más básica ya es una realidad en la oferta de viviendas de calidad, se espera que estos sistemas se generalicen. Aplicados al control y automatización de la casa en los sistemas de seguridad y acceso, climatización, iluminación o persianas, darán un gran salto en combinación con el internet de las cosas.
  • Técnicos en inmótica. Un concepto que alude a la automatización integral del edificio. Su objetivo es la centralización de todas las infraestructuras y datos del inmueble para gestionar, de modo más efectivo, desde la seguridad a la climatización, los ascensores, sistemas de riego, iluminación etc. La introducción de esta tecnología global va a exigir de diversos perfiles técnicos, desde el diseño general del sistema a su instalación y mantenimiento.