En Madrid se vive mejor que en Nueva York, Londres y París

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Madrid puede presumir de ocupar el número 23 entre las 50 ciudades del mundo con mayor calidad de vida, por delante de urbes como Londres, París y Nueva York. Es lo que se deriva del estudio Mapping the World’s Price que el equipo de investigación de Deutsche Bank elabora anualmente y que analiza los precios en las ciudades con mayor peso financiero del globo.  

El ranking de la edición de 2018 está encabezado por Wellington (Nueva Zelanda, Zúrich (Suiza) y Copenhague (Dinamarca). Madrid es la única ciudad española que aparece en la lista 

Medición de la calidad de vida  

Aunque su principal finalidad es la de comparar precios y salarios, el estudio dedica un capítulo a ponderar éstos con otros factores para obtener indicadores respecto a la calidad de vida  

En esta coctelera entran elementos tan variados como el clima, los tiempos de commuting, la calidad de la sanidad, los salarios, el precio de la vivienda (y, en consecuencia, el salario disponible después de afrontarlo), los precios los de bienes y servicios básicos y los de otros no tan básicos como un iPhone, un ordenador portátil o una suscripción a Netflix.  

Es, precisamente, en los primeros capítulos (sanidad, clima y tiempo en llegar de casa al trabajo) donde más destaca la capital española.  

En Madrid se vive bien… pero peor que el año pasado  

Del mismo estudio se revela otro hecho elocuente y es que, si bien es cierto que Madrid puede presumir de situarse entre las 25 ciudades donde mejor se vive, también lo es que ha perdido seis posiciones en la lista desde la pasada edición de 2017. Este movimiento ha hecho que pasen por delante de la capital española ciudades como Oslo, Estocolmo, Chicago o San Francisco.  

El mismo estudio apunta a un claro responsable: la subida de los precios del alquiler que ha sido de un 24% en tan sólo un año, pasando de 792 euros a 986 euros como el coste medio de arrendar un piso de dos habitaciones en una zona residencial. Por su parte, el salario medio también ha aumentado, pero lo ha hecho en una proporción bastante menor: un 10% hasta situarse en algo menos de 1700 euros mensuales. También ha incrementado el precio del transporte público (un 14%) mientras que, sin embargo, ha descendido el precio del transporte en taxi (un 13%).  

La calidad de vida en las grandes urbes  

Pese a la pérdida de posiciones, el estudio sigue situando la calidad de vida que ofrece Madrid por encima de las otras ciudades europeas como Londres (que ocupa el puesto 33), París (puesto 32) o Dublín (puesto 28). En Madrid, según Deutsche Bank también se vive mejor que en Nueva York (puesto 31).  

Respecto al resto de ciudades, es reseñable el hecho de que Madrid se desmarque en la calidad de su atención sanitaria en donde tendría medalla de plata, solo superada por la sanidad de Tokio (Japón), mientras París, Londres y Nueva York ocupan los puestos 11, 35 y 28, respectivamente.  

“El indicador de calidad de vida siempre es la medida más subjetiva de nuestro estudio”, puntualizan los economistas que lo han elaborado. “Nuestro análisis no es una guía definitiva, pero sí un buen punto de partida para un debate”. Esto es así porque tanto los criterios elegidos en este tipo de investigaciones como su peso son, así mismo, subjetivos. Por ejemplo, el informe ‘Las facetas del bienestar’ que elabora la Fundación BBVA en colaboración con el Instituto Valenciano Investigaciones económicas (Ivie) y que se ocupa de medir la calidad de vida en las distintas comunidades autónomas españolas pondera también factores como la percepción de la seguridad, la satisfacción personal y las conexiones sociales. En este caso, Madrid se alza con la medalla de bronce.