¿Eres pragmático, exigente o austero al comprar una casa?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Los analistas inmobiliarios manejan habitualmente estudios sobre el mercado de la vivienda en los que se contemplan tendencias respecto a la superficie media más demandada, la ubicación, el número de dormitorios o los servicios preferidos por los clientes.

Sin embargo, resulta novedoso relacionar esas preferencias con los perfiles psicológicos de los posibles compradores. Así lo han hecho los expertos del portal inmobiliario Fotocasa a partir de una extensa encuesta con la que han elaborado el informe Experiencia de compra y venta de vivienda en el último año, publicado recientemente.

Parece ser que la mayoría de los españoles respondemos a uno de estos tres tipos de futuro propietario: pragmático, exigente o austero. Veamos cómo son.

Pragmático

Es el rasgo más habitual en el 43% de los encuestados. No es un comprador demasiado exigente porque, a la vez, cuenta con un presupuesto limitado: entre 50.000 y 100.000 euros (35% de los casos) y entre 100.000 y 200.000 euros (29%).

La edad del comprador y el uso que se le vaya a dar a la casa define a su vez dos clases de pragmáticos:

  • Jóvenes que viven con sus padres y buscan una primera vivienda. Son los mayoritarios dentro de los pragmáticos (77%). Sus prioridades son el precio (42%) y el número de habitaciones (24%). Dan más importancia al barrio donde se ubique y a no tener que hacer reformas que a disponer de terraza, garaje o piscina.
  • Mayores que buscan una segunda propiedad (20%). Cuentan con más presupuesto, aunque sus prioridades son las mismas: precio y habitaciones. Tampoco quieren reformar, aunque para ellos no es tan relevante el barrio y sí, por ejemplo, una buena terraza.

Exigente

Según el estudio, esta es la característica del 35% de los compradores de vivienda. El 81% de ellos la utilizará como residencia principal. El 82% vive en pareja. Su objetivo suele ser mejorar la casa en la que vivían o adaptarla a sus nuevas circunstancias (por ejemplo, la llegada o la marcha de los hijos).

Generalmente disponen de más presupuesto (hasta 300.000 euros de media), de manera que optan por pisos de tres o más habitaciones (en el 82% de los casos). Priman la comodidad: quieren disponer de plaza de garaje (importante para el 66%), trastero (importante para el 44%), terraza (55%), materiales de calidad (54%) y buenos servicios en el entorno (51%).

Austero

Así es el 22% de los futuros propietarios. En este grupo hay personas de más edad (el 42% supera los 45 años). La mayoría vive en pareja (63%), aunque aumenta el número de los que están solos (17%). Un 66% compra casa como residencia principal, pero también en este perfil crece el porcentaje de los que lo hacen como inversión (16%).

Su presupuesto medio es, igualmente, más reducido: en el 42% de los casos no pasa de los 100.000 euros. Para ellos, las únicas prioridades son el precio y el número de habitaciones (el 42% opta por menos de tres). Eso hace que con frecuencia busquen viviendas de mayor antigüedad (más de 30 años) en barrios con menos servicios.