Escalona, la villa amurallada donde vivir y veranear en Toledo

A tan sólo 75 de km de Madrid y 50 de Toledo, nos encontramos con Escalona, villa del s.XV, ideal para los amantes del campo y del deporte. El río Alberche, importante afluente del Tajo, completa un entorno natural ideal para familias y amigos donde practicar diversas actividades al aire libre: pesca, quads, caballos … En verano, la bajada del agua convierte su orilla en una improvisada playa y son muchos los veraneantes que deciden pasar las tardes más calurosas aquí.

La caza menor es otra de las actividades típicas que pueden practicarse alrededor de este municipio toledano, donde la perdiz es sin duda la protagonista de esta práctica. También los amantes del golf pueden disfrutar de este deporte a tan sólo 27 km, en el vecino Torrijos. Además, el polideportivo, la piscina municipal, el cine y los comercios de la zona completan el atractivo de esta histórica villa.

La combinación de naturaleza, historia y alternativas de ocio tan cerca de Madrid y de Toledo hacen de Escalona un lugar idóneo tanto para vivir, como para escaparse el fin de semana o veranear. También destaca su cercanía, apenas 30 km, al pantano de San Juan (Pelayos de la Presa y San Martín de Valdeiglesias). Este privilegiado entorno y localización también han influido en su variada gastronomía donde puedes degustar una mezcla de la cocina toledana, abulense y madrileña.

Su atractivo culmina con su impresionante castillo que data del s. XV donde han vivido escritores como el infante Don Juan Manuel, autor del Libro del Conde Lucanor, y más tarde fue el refugio de la familia del noble Don Álvaro de Luna quien murió decapitado en Valladolid. El castillo es de estilo gótico y cuenta con un palacio interior mudéjar así como su bien conservada muralla.

Todos los años, durante la primera quincena de Agosto, se celebra San Roque, el patrón de Escalona, por lo que si estás pensando en descansar esos días más vale que los destierres de tu cabeza puesto que los oriundos son de celebraciones hasta altas horas de la madrugada.

Los fuegos artificiales típicos de las fiestas de este municipio iluminan el castillo y su vera, deleitando a los más niños pero también a los mayores y vecinos de otras villas, como Paredes y Aldea en Cabo de Escalona, que no pueden resistirse a la magia del momento.

Escalona a través de la literatura

Es fácil encontrar en el programa de fiestas o cultura, una de las populares escenas de El lazarillo de Tormes. Este pillo simpático intemporal, que hace reír tanto a pequeños como mayores, protagoniza una de las famosas escenas de esta obra en uno de los soportales de la plaza de Escalona: cuando Lázaro cambia una longaniza a su amo por nabo “larguillo y ruinoso”. Famoso es el escarmiento de su amo. Hoy, la plaza sigue luciendo estos hermosos soportales.

La Malquerida, prototipo de drama rural, fue escrita por Benavente en la localidad toledana de Aldea en Cabo de Escalona, villa dependiente de Escalona y a tan solo a 5 km. Esta aldea, a los pies de la Sierra de Gredos y conocida en las décadas de los 80 por sus monterías, fue el refugio del autor madrileño.

La oportunidad de vivir en Escalona Golf

En el triángulo de Aldea en Cabo de Escalona, Escalona, y la carretera de Paredes de Escalona, nos encontramos con una urbanización nueva de viviendas unifamiliares, llegamos a Escalona Golf.

Sus amplias superficies, desde 125m2 hasta 160m2, se distribuyen en dos plantas, que incluyen tres o cuatro dormitorios y dos baños. La planta superior cuenta con la particularidad de estar diseñada con techos y vigas en madera vista. La fachada de ladrillo y tejas de cerámica curva, propias de la zona, dan a la vivienda un aire rústico propio de la zona.

Todas ellas incluyen un jardín privado accesible desde el salón, configurando un amplio espacio interior/exterior para el disfrute de toda la familia. Además, los propietarios dispondrán de una plaza de garaje en superficie. ¿Es justo lo que estabas buscando?

Conoce a los autores de este post

Foto de Luismc (Flickr)