Ésta es la casa que se construye en 6 horas y cuesta 28.000 euros

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Si tienes un terreno y no quieres esperar a levantar en él tu propia casa personalizada, probablemente te interese la propuesta que ha puesto en el mercado el estudio del arquitecto italiano Renato Vidal: la vivienda prefabricada que se monta en seis horas y cuyo modelo más económico solo cuesta 28.000 euros.

La han llamado MADi (acrónimo en italiano de Módulo Habitable Desplegable) y su diseñador asegura que, además, sus innovaciones técnicas la convierten en una construcción de máxima eficiencia energética, autónoma y resistente a los movimientos sísmicos.

Los módulos que componen la estructura están fabricados con perfiles y tubos de acero tratados con sustancias anticorrosivas. La cubierta de los módulos exteriores es de madera maciza con capas laminadas transversalmente y lana de roca de alta densidad para que sean totalmente impermeables y aporten un alto aislamiento térmico.

Toda la estructura cuenta con bisagras, también de acero, para que los módulos puedan plegarse y desplegarse con facilidad. El montaje se realiza en la fábrica, donde se personaliza según los gustos del comprador: número y amplitud de los ventanales, acabados exteriores e interiores, colores…

Y además, ecológica

Se ofrecen cinco modelos, de 27 m2, 46 m2, 56 m2, 70 m2 y 84 m2, con precios que van desde los 28.000 hasta 70.000 euros. Están incluidos el montaje y el transporte si la ubicación está a menos de 200 kilómetros de la fábrica. La casa queda lista para vivir, con instalación del sistema eléctrico, climatización, fontanería, sanitarios y cocina.

La clasificación energética estándar es B, pero si el cliente lo desea puede conseguir el máximo rendimiento ecológico incorporando paneles solares, iluminación LED y un sistema de aprovechamiento del agua de lluvia.

Según explica MADiHome, la empresa que la comercializa, “la entrega solo se demora el tiempo necesario para organizar el transporte, en el caso de que se encuentre en stock. Si está agotada, hay que esperar entre 30 y 40 días hábiles a partir del pedido”.

La instalación comienza anclando la base al terreno con una cimentación tipo tornillo sobre la que se asienta la estructura plegada. Una grúa tira de los módulos, que van desplegándose como si fueran una tienda de campaña. Solo se necesitan seis horas y tres operarios para tenerla acaba.

El interior se divide en dos plantas. En la inferior se encuentra el salón, la cocina y un baño completo; arriba, el o los dormitorios, según las dimensiones. Si con el tiempo se necesita más espacio, puede ampliarse adaptando nuevos módulos.

Y si nos cansamos de la ubicación, es posible trasladar la vivienda a otro lugar cuando lo deseemos. Volver a plegarla y subirla a un camión solo llevará unas horas.

El arquitecto Renato Vidal pretende emplear este diseño en cualquier tipo de construcción: “Con la técnica de despliegue podemos construir edificios para uso residencial, de ocio, comercial… Y también poblaciones temporales para eventos deportivos, ferias o intervenciones de emergencia en caso de desastres naturales”.

Etiquetas