Estas son las ayudas que puedes recibir si reformas tu casa

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

El Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, aprobado en marzo, incorpora una novedad de la que se ha hablado poco y que, sin embargo, tiene una gran importancia para el sector y para el bolsillo de las familias: por primera vez se van a conceder ayudas para reformas tanto en casas unifamiliares como en pisos, pero siempre que sean primeras viviendas.

Estas ayudas se dan según dos condiciones básicas que tienen que cumplir las propiedades:

  • Que estén construidas antes de 1996. Según las estimaciones de la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac), esta condición hace que 17,5 millones de viviendas se conviertan en posibles beneficiarias.
  • Que la reforma se demuestre necesaria, es decir, que no sea por motivos estéticos. Junto a la solicitud de las ayudas, que se realiza en las consejerías de vivienda de cada comunidad autónoma, hay que presentar un informe técnico que especifique la conveniencia de las mejoras.

El plan contempla una larga lista de reformas subvencionables que podrían agruparse en tres apartados:

  • Conservación y seguridad. Refuerzo de cimientos y de estructuras, arreglo de fachadas y cubiertas, humedades, mejora del aislamiento acústico… La cuantía máxima de la ayuda es de 3.000 euros, aunque no podrá sobrepasar el 40% del presupuesto de la obra.
  • Instalación de ascensores y rampas, ampliación de espacios en el interior de las viviendas para el paso de sillas de ruedas, aplicación de sistemas de domótica para personas con poca movilidad, sustitución de bañeras por platos de ducha… En este caso, la subvención puede llegar a 8.000 euros. Si alguno de los residentes tiene una discapacidad, la cuantía se eleva a los 14.000 euros, o a los 17.000 para los casos de invalidez más severa. El límite general vuelve a ser el 40% de la inversión, y llega hasta el 75% si los ingresos del solicitante son inferiores a tres veces el IPREM o si allí reside una persona con discapacidad o un mayor de 65 años.
  • Mejora de la eficiencia energética. Cualquier reforma que suponga un ahorro de energía puede lograr una ayuda económica. Por ejemplo, instalar sistemas de climatización de bajo consumo, renovar los aislamientos térmicos (ventanas y muros exteriores) o colocar puntos de carga para vehículos eléctricos. La cuantía máxima de la ayuda es de 12.000 euros si es una vivienda unifamiliar, u 8.000 euros si es un piso, aunque en ningún caso la subvención podrá superar el 40% de la inversión.

Andimac calcula que el Plan de Estatal de Vivienda incrementará en un 4,5% el dinero que las familias dedican al mantenimiento de las casas, que ahora se sitúa en unos 700 euros anuales.