Facebook y Google quieren construir sus propias ciudades

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

En la central de Facebook en Silicon Valley (California) trabajan unos 9.000 empleados que deben de hacer frente a altísimos alquileres de vivienda. Y es que para quienes tienen propiedades inmobiliarias en la zona resulta un gran negocio compartir comunidad con una de las principales empresas del mundo.

Ser inquilino en una casa modesta ronda los 3.000 euros mensuales. Además, la falta de infraestructuras hace que trasladarse al trabajo desde las áreas cercanas suponga horas de atascos y esperas. La solución que propone el joven magnate Mark Zuckerberg es construir su propia ciudad.

El proyecto se llama Willow Campus y el estudio OMA, del holandés Rem Koolhaas, premio Pritzker en 2000 (el Nobel de la arquitectura), será el encargado de su diseño. Dispondrá de 125.000 m2 en la misma localidad que acoge la sede de Facebook, Menlo Park, cercana a San Francisco.

Según los primeros bocetos, la nueva urbe tecnológica contará con 1.500 casas, además de zonas de ocio (cines, restaurantes…), supermercados, grandes espacios ajardinados y plazas y terrazas como lugares de encuentro para los vecinos.

Además se pretende invertir en crear nuevos accesos y mejorar los existentes. “Será como un barrio capaz de servir las necesidades de una región cuya falta de inversiones en infraestructuras provoca atascos en las carreteras y retrasos endémicos. Los vecinos que no trabajan en la compañía también formarán parte de la nueva comunidad”, ha explicado John Tenanes, vicepresidente de la compañía.

La inversión inicial es de 16 millones de euros, aunque habrá importantes ampliaciones, y está previsto que el proyecto quede concluido entre 2021 y 2023. Probablemente esta sea solo una primera fase. Facebook tiene planeado contratar a otros 7.000 trabajadores en los próximos años y ya está buscando espacio para hacer crecer el Willow Campus.

 

Google y sus 300 casas modulares

Unos kilómetros al sur, en Mountain View (California), se ubica la central de Google, otro gigante con los mismos problemas para sus empleados (unos 20.000 en sus diferentes instalaciones locales): falta de infraestructuras y escasez de vivienda accesible. En los últimos cinco años, el alquiler medio en esa localidad ha subido de 2.500 euros a 3.500 euros al mes y el valor medio de las propiedades casi se ha duplicado.

La solución va a ser la misma: adquirir terreno donde expandirse y construir viviendas. Para empezar, ha llegado a un acuerdo con la NASA por mil millones de euros para alquilar durante 60 años la vieja base aérea de la agencia espacial en el cercano Moffett Field. Allí se construirán 300 casas modulares solo para sus empleados y a precios muy inferiores a los del mercado. La construcción cuenta con 25 millones de euros de presupuesto.

Además Google ha comprado a precio de oro 186.000 m2 de terrenos en los alrededores de su sede, donde pretende desarrollar nuevos proyectos urbanísticos que, al igual que los de Facebook, serán ecológicos y sostenibles.

 

Foto: http://oma.eu/projects