La felicidad comienza por el orden: el método Marie Kondo

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Un titular prestado del grito de guerra de Marie Kondo. Esta joven japonesa ha conquistado el mundo con el que ha sido valorado como método definitivo para que en el hogar cada cosa esté en su sitio. Todo un reto del que explicamos sus claves.

Antes de entrar en materia conviene dedicar unas líneas a presentar a la singular Marie Kondo. En 2015 fue incluida por la revista Time en su listado de las 100 personas más influyentes del mundo, pero antes de merecer este reconocimiento había dado sobradas muestras de su ingenio. La leyenda que le rodea dice que desde los cinco años mostró un desmedido interés por la decoración, que años después convirtió en obsesión por el orden. Tras años de trabajo, ha depurado sus hallazgos en su libro La magia del orden, (Aguilar, 2015).

 

Aprende a ser ordenado

“Si tú tampoco sabes organizar con eficacia, no te desanimes”. Kondo explica en su libro que “la enseñanza de la organización no solo se ha descuidado en casa, sino también en la escuela”. En contra de lo que muchos pensamos, la organización no se aprende con la práctica sino a través de la enseñanza.

Y este es el principal mérito de esta moderna Mary Poppins, enseñar a poner cada cosa en su sitio, pero con una valoración muy personal ya que el concepto de orden es diferente para cada uno de nosotros. Si quieres presumir de un orden único, te explicamos cómo hacerlo.

 

¿De verdad necesitas tantas cosas?

Para muchos la fase inicial del método Marie Kondo es la más dolorosa: desprenderse de todo aquello que no necesitamos. Acumulamos cientos de enseres, prendas, recuerdos de los que no disfrutamos porque nunca están a mano. La propuesta es quedarnos exclusivamente con lo que realmente necesitamos.

La japonesa propone un único criterio de selección: quédate con lo que te produce felicidad. Convertir la vivienda en un almacén no es la opción adecuada, solo desde el ejercicio de elección aprendemos a apreciar lo realmente valioso: ¿necesitas conservar todos los juguetes de tu hijo hasta que abandone el nido?

 

Selecciona por categorías

Pero además hay que hacerlo en una única y definitiva ocasión, de otro modo la solución nunca será la definitiva. La propuesta es reunir todas las pertenencias distribuyéndolas por categorías de producto no por lugar de almacenaje, como habitualmente se hace (del armario del dormitorio, la estantería del salón…). Puedes empezar por analizar toda la ropa, pero siempre desde una visión conjunta por categorías: ropa de fiesta, deportiva, prendas de abrigo, zapatos de lluvia… Más tarde procede del mismo modo con libros y documentos, todo lo relacionado con ocio, etc. para concluir con los objetos de valor sentimental.

 

Empieza ahora

No esperes. El mejor momento para empezar a ordenar tu casa es ahora. Un ejercicio que preferiblemente hay que abordar en soledad. Kondo cita como especialmente peligrosa la compañía de una madre, por su predisposición a vincularse afectivamente con cualquier objeto. Por otro lado, también indica que por la mañana, cuando la cabeza está más despejada, es el mejor momento para realizar esta selección que se debe hacer con rapidez.

 

Cada cosa en su sitio

Una vez realizada la selección de lo realmente valioso, llega el momento de buscar su ubicación definitiva. Resulta imposible desgranar todas las claves del método Marie Kondo, pero hemos seleccionado los tips más curiosos.

  • Un sitio para cada cosa: La lógica debe servir para encontrar la ubicación adecuada a cada enser, pero con una premisa básica: todos los productos de cada categoría deben estar siempre en el mismo lugar. Así, se debe asignar siempre un único espacio para la ropa de playa, los adornos de Navidad o las fotos. Para Kondo no es tan importante la frecuencia de uso como que siempre veamos (y seamos conscientes) de los enseres que almacenamos de una misma categoría.
  • El valor de una caja de zapatos: Uno de los éxitos del método es no recurrir a sofisticados sistemas de organización para el hogar, de hecho, su técnica se apoya en una simple caja de zapatos. Las utiliza como contenedores dentro y fuera del cajón, separadores en estanterías, para apilarlas, para organizar los productos del baño…
  • Mejor enrollar que doblar: Su sistema de enrollado de ropa es quizá el elemento más característico. Es muy útil visualizar sus vídeos de Youtube, pero básicamente la propuesta se basa en el enrollado de las prendas –no el doblado- y su ubicación en vertical en el cajón -no apiladas en horizontal como normalmente procedemos- lo que permite aprovechar mejor su espacio además de visualizar su contenido.
  • Limita el uso de perchas: Se reserva el uso de perchas para las ropas más delicadas, ya que la prenda colgada ocupa más, ubicando las más pesadas (un abrigo, por ejemplo) en el lado izquierdo del armario para utilizar el derecho para las más ligeras.
  • El orden no entiende de estaciones: En la actualidad cualquier tipo de ropa tiene que estar preparado para usarse en cada momento, por lo que se descarta la separación de ropa de invierno y verano: el biquini siempre debe estar disponible.
  • Internet ahorra espacio: Kondo invita a que utilicemos las nuevas tecnologías para tener todo a mano. En el caso de documentos, apuntes, etc. se debe proceder a su digitalización y prescindir del documento original. Y en el caso de manuales de instrucciones o cualquier otro escrito que podamos encontrar en Internet, la recomendación es mandarlo al reciclaje lo antes posible.
  • Dos excepciones: Los documentos que siempre deben estar disponibles son los de uso frecuente y/o importantes (escrituras, contratos, seguros,) o en trámite, como las citas médicas.

 

No es tan complicado, lo más importante es tener la voluntad de cambio. Como dice la propia Marie Kondo, no esperes más, hoy es el mejor momento para organizar tu casa.