La primera urbanización en España financiada con ‘crowdfunding’ ofrece un 10% de rentabilidad

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Bastan 50 euros para convertirse en un promotor inmobiliario y obtener un 10% de rentabilidad por la inversión. La compañía SMP Espacios lanzó esta propuesta a través de la plataforma de crowdfunding Housers para obtener el capital con el que construir una urbanización en Santander.

En poco más de un mes, 1.211 inversores particulares han cubierto el 1.300.000 euros (a una media de unos mil euros por inversor) que se había fijado como objetivo de financiación. Gracias a ello, dentro de unas semanas comenzará a levantarse el primer residencial de España fruto del ‘micromecenazgo’.

Hasta ahora el crowdfunding inmobiliario servía casi exclusivamente para la compra y reforma de propiedades, consiguiendo su revalorización y repartiendo entre los pequeños inversores el supuesto beneficio obtenido con la posterior venta.

El proyecto de Santander es más ambicioso y el éxito logrado demuestra que la fórmula está generando un gran interés en el sector. “Este es un avance en la democratización de los servicios de inversión inmobiliaria. Todos saben que esta operación puede tener más o menos riesgos, pero es una seguridad que haya un bien activo que la respalda”, explica Álvaro Luna, socio director de Housers, una de las 40 plataformas de este tipo que operan en nuestro país.

Rápida amortización

El préstamo ofrece un tipo fijo del 10% a 12 meses, es decir, que por mil euros se obtendría un beneficio de 100 euros al cabo de un año. Una vez lograda la financiación completa, el promotor se ha comprometido a empezar a realizar pagos mensuales por los intereses hasta amortizar la totalidad del préstamo. Por tanto, los inversores no tendrán que esperar a la venta de las viviendas para comenzar a recuperar el dinero.

Según los datos de Housers, la mayoría de los pequeños ahorradores involucrados en la operación son de Madrid, Barcelona, País Vasco y Andalucía, aunque también algunos proceden de Italia y Portugal, y suelen ser varones con estudios superiores.

La urbanización constará de 34 viviendas de dos y tres habitaciones, con precios que oscilan entre los 160.000 y los 245.000 euros. Además dispondrá de 51 plazas de garaje, zonas ajardinadas, pista de pádel, piscina y zona de juegos infantiles. Más de la mitad de las propiedades ya han sido reservadas.

Las posibilidades del crowdfunding inmobiliario resultan cada vez más atractivas. Sin embargo, hay que considerar que, como toda inversión, presenta riesgos. El mercado puede variar y las expectativas sobre una determinada propiedad no siempre se cumplen, de modo que nunca puede asegurarse una rentabilidad.

Así mismo, es muy importante que quienes inviertan sepan que no están poniendo el dinero en el proyecto directamente, sino en una sociedad que gestiona la operación.