Los Jardines Verticales más impresionantes de Madrid

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Posiblemente la belleza que irradia un jardín vertical es algo que enmudece. Sobre todo si eres capaz de sentarte y mirarlo durante 10 minutos en silencio. Es como si te sumergieras en él, al final no sabes como ese monumento verdoso llega a mantenerse vivito y coleando.

Estas creaciones son ofrendas a la naturaleza y además son llamadas al hombre urbanita para que vuelva unos instantes a donde pertenecía hace muchos años atrás ya, al verde de los bosques infinitos, al olor de la hierba en primavera, a respirar la esencia de la madre tierra y todo en una burbuja fuera del ajetreo de las calles modernas de las ciudades.

Si eres un de los muchos turistas que visita Madrid y quieres hacer un tour muy especial o si simplemente quieres descubrir algo más de tu bella ciudad, te voy a dejar la guía de los mejores Jardines Verticales de visita obligada de la capital.

 

El Jardín Vertical del Hotel Mercure: el más grande del mundo

Si nadie ha batido su récord, entonces seguirá siendo el jardín vertical más grande del mundo.  Imagina por un segundo lo colosal de la floresta.

En sus 25 metros de altura y sus 844 m2 conviven en armonía más de 200 clases de plantas donde cae una impresionante cascada de unos 20 metros dando una belleza espectacular a todo el hotel, el cual no querrás abandonar por contemplar este edén una y otra vez.

Entre las 200 variedades de plantas podemos encontrar cipres  es, adelfas, hiedras, aralias, arces, palmeras canarias, cycas y un eucalipto en lo más alto del jardín junto con unos pinos piñoreros. Pero esta obra ha sido creada para que durante todo el año tenga un sentido en cuanto al color se refiere porque según la estación van destacando distintos grupos de plantas, con lo que da igual en que época vayas que siempre verás colores y belleza.

Localización: Hotel Mercure Santo Domingo, C/ San Bernardo 1, junto Callao y Gran Vía

blog-anida-bbva-vivienda-hotel-mercure

 

 

El Jardín Vertical de la Caixa Forum

Junto a la estación de Atocha, cerca del Museo del Prado, de la famosa Cuesta del Moyano con su mini feria del libro permanente y pegado a la mítica Calle de Atocha, se encuentra este parterre vertical que no llega a la espectacularidad del hotel Mercure (por la cascada nada más) pero que también es imponente y muy bonito.

¿Qué lo hace tan especial?

Te digo que impresiona bastante porque según vas andando entre calles y altos bloques de pisos, parece que sale de la nada dándose de bruces en tus ojos. Entonces es cuando te das cuenta de que llevas unos 5 minutos como una estatua sin poder parar de mirarlo.

Maravilla todos tus sentidos porque ves su frondosidad y porque llegas a poder contemplar un bosque colgante dando una sensación de que exclama que la ciudad no ha podido todavía con la naturaleza madre y que todavía sigue muy latente.

A pesar de las toneladas de cemento y hormigón que tiene Madrid, posee muchos espacios donde poder darse un respiro como El Retiro, El Jardín Tropical dentro de la Estación de Atocha, el  Campo del Moro, el Jardín Botánico, la Casa de Campo y muchos espacios más.

Fue creado aprovechando una reforma del edificio realizada en 2007 por un francés botánico llamado Patrick Blanc que dió vida a los 19 metros de ancho y los 25 metros de alto y sus 480 m² de superficie.

Dato curioso: no necesita tierra para mantenerse vivo. Su dieta es a base de agua y nutrientes especiales para plantas. Tampoco se utiliza un cortacésped eléctrico o de gasolina para cuidar este manjar para la vista.

Localización: Paseo del Prado 16. Edificio CaixaForum.

blog-anida-bbva-vivienda-caixa-forum

 

El Faro Verde de Torre de Cristal

En Madrid hay cuatro torres que se han convertido en una de las referencias empresariales desde su levantamiento entre el 2007-2009. De hecho se llaman las Cuatro Torres Business Area y se ofrecen como señal de que ya te estás acercando a Madrid cuando vuelves de vacaciones.

En la Torre de Cristal, entre tanta ingeniería de la arquitectura, se puede disfrutar en su última planta de un precioso vergel vertical de 600 m², algo más pequeño que los dos anteriores pero de mucha belleza propia.

¿Adivináis quién diseñó este jardín vertical?

Pues Patrick Blanc de nuevo. Parece que este francés deja su firma en casi todos los grandes jardines verticales de Madrid.

Este botánico lo diseño de tal manera para que justamente se pudiera ver desde el exterior dando sensación de tener un Faro Verde en la copa de la torre y haciendo un guiño a los faros de los puertos marítimos.

Localización: Torre de Cristal, Paseo de la Castellana 259.

blog-anida-bbva-vivienda-torre-cristal

 

El jardín del restaurante Cheese Bar

Caminando por la calle José Abascal te encuentras con el restaurante Cheese Bar donde podrás deleitarte con unos deliciosos quesos mientras miras el jardín vertical que tiene en una de sus paredes interiores, creado por la empresa Paisajismo Urbano para ellos.

¿Y por qué el dueño de una quesería se molestaría en poner un jardín vertical en su restaurante?

Parece un sinsentido meter en tu local un espacio verde como éste, pero hay un par de motivos que nos parecen lógicos.

Primero, siempre da sensación de bienestar comer cerca de un cachito de naturaleza, da mucha tranquilidad y, según un libro que leí hace bien poquito, estar rodeado de verde como plantas, árboles o derivados, te despeja la mente. Es como si volvieras a tus raíces interiores.

Segundo, el queso desprende mucho olor y la mejor idea que se tuvo es este jardín vertical para retener olores y reciclar el aire de dentro dándole un toque fresco.

Seguramente sus cuidados sean muy parecidos a los del Hotel Mercury y al de Caixa Forum, pero con la diferencia de que con un cortasetos eléctrico te sobraría para recortarlo.

Localización: calle José de Abascal, 61.

******

 

Espero que estos Jardines Verticales en Madrid centro os hayan despertado las ganas de ir a verlos porque os prometo que merece la pena.

Si conoces alguno más, no dudes en dejarnos tu comentario con su localización para que todos podamos ir a disfrutarlos.

¡Qué paséis un maravilloso día!