Madrid apuesta por la oficina singular

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Los buenos resultados empresariales ya se dejan notar en el mercado de oficinas madrileño. El crecimiento de la economía y las buenas perspectivas de futuro están animando a muchas compañías a renovar o ampliar sus espacios de oficinas para ofrecer espacios más confortables y amplios a sus empleados, lo que se ha traducido en una mejora de la demanda madrileña de oficinas del 62% en el segundo trimestre de este año.

Así lo asegura la consultora Aguirre Newman, que en su balance sobre el primer semestre del año computa una contratación bruta de 270.000 m2, operaciones que sobre todo se firmaron entre abril y junio. Esta mayor demanda ya se está notando en el precio del alquiler por metro cuadrado, y especialmente en las calles más prime de la capital de España donde el precio medio del metro cuadrado se aproxima a los 29 euros/mes. Si bien, en los edificios más deseados y exclusivos, esta cifra se puede disparar hasta los 35 euros, cifra récord contratada en los últimos meses.

Para lo que resta de año, los expertos de Aguirre Newman esperan un comportamiento similar, lo que permitirá superar los 500.000 m2 cuadrados de contratación bruta que se registraron en la capital en 2016. En cuanto a los precios, las oficinas ubicadas en el Distrito de Negocios sí que continuarán registrando subidas más significativas en el precio de las rentas, aunque en el resto de la ciudad será más moderada. Pero la realidad es que el mercado sigue comportándose de forma selectiva, en esta apuesta por la calidad impuesta por el cliente, el precio se fija en función de las contraprestaciones ofrecidas por cada edificio, por su singularidad, en una tendencia marcada desde el inicio de la recuperación económica.

 

Edificios rehabilitados, el producto de moda

Un efecto impuesto por la decisión de las grandes empresas del sector servicios por ubicarse en edificios singulares, que sorprendan a sus clientes por su diseño, y con localizaciones cómodas para facilitar el desplazamiento de sus plantillas. Unas preferencias que, según Aguirre Newman, los lleva a apostar por edificios rehabilitados en el centro de la ciudad, convirtiendo a este tipo de inmuebles en el producto de moda del parque madrileño de oficinas.

 

Según cálculos de la consultora, en la actualidad, se están rehabilitando no menos de 300.000 m2 de este tipo de oficinas en Madrid. Un producto que una vez en el mercado “va a contribuir a mejorar sensiblemente la calidad del parque de oficinas”.

 

Los promotores apuestan por la calidad

La reactivación de la demanda está teniendo otros efectos. Uno de los más significativos es la vuelta al mercado de la promoción, situación que no se vivía en la última década. Así, son muchos los promotores que han anunciado nuevos proyectos con elevados estándares de calidad para saciar el apetito del mercado por este tipo de oficinas. Se trata además de proyectos ambiciosos en su volumen de superficie, como por ejemplo la Torre de Chamartín (con 14.000 m2), Julián Camarillo 29-31 (de 40.000 m2), Madrid Río (con 26.000 m2), Discovery Building (10.000 m2) o Príncipe de Vergara (11.000 m2), en un rápido recorrido por algunas de las promociones más significativas que pronto veremos levantadas.

 

Precios, tendencia al alza

La gran demanda de de oficinas en alquiler también tiene su efecto en la disponibilidad de oficinas listas para ocupar, cuya oferta ha ido descendiendo durante todos los meses de 2017. Sin embargo, este ajuste ha sido controlado gracias a la incorporación gradual de nueva oferta, como la señalada del inmueble rehabilitado. De este modo, la colocación de nuevos inmuebles en alquiler ha servido para que los precios de las áreas más solicitadas de la capital –la del interior de la M-30–  crezcan, pero sin generar alarma en el mercado. Un efecto de control ejercido por los 1,4 millones de metros cuadrados de oficina listos para recibir a las empresas en cualquier momento. Esta cifra representa aproximadamente el 11% sobre el actual stock de oficinas en Madrid.

 

El precio es sensible a este favorable cruce de oportunidades. Los buenos datos de contratación, el descenso en la disponibilidad de oficinas listas para ocupar, y la mejora en la calidad de los inmuebles ha incrementado el precio de las rentas. El Centro de Distrito de Negocios de la capital ha registrado en los últimos cuatro años subidas en el precio del alquiler, pero ha sido en este 2017 cuando el proceso se ha intensificado. Así, desde la consultora inmobiliaria se cifra en 28,74 euros/m2 el precio medio por alquiler, que en el caso de oficinas singulares ha llegado a superar los 35 euros/m2.