¿Pasar las vacaciones en el espacio? Ya es posible, si tienes 7,7 millones de euros

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Hotel extra lujo (categoría ‘miles de estrellas’) donde disfrutar de 12 noches únicas, con vistas excepcionales y fascinantes amaneceres y puestas de sol. Precio diario: 640.000 euros (transporte incluido).

Esta es la excepcional oferta de la compañía Orion Span, responsable del proyecto Aurora, la estación orbital que servirá de alojamiento a los primeros turistas espaciales. Pretenden tenerla operativa en 2021 y poder realizar el primer viaje comercial al año siguiente.

Será una construcción modular de 11 metros de largo por cuatro de ancho, el espacio aproximado de un avión privado. Tendrá capacidad para seis personas: cuatro visitantes y dos tripulantes, quienes dispondrán de comunicaciones de alta velocidad para hablar con la familia y transmitir imágenes siempre que quieran.

Los afortunados turistas permanecerán en órbita durante 12 días, a 320 kilómetros de altura y transitando a una velocidad que les permitirá dar una vuelta completa a la Tierra en 90 minutos. Eso significa que podrán disfrutar de 16 amaneceres y atardeceres cada 24 horas.

Se estima que el coste de la factura final por persona rondará los 9,5 millones de dólares, unos 7,7 millones de euros, lo que supone unos 640.000 euros por día. Semejante cantidad reduce radicalmente la lista de candidatos, pero el dinero no será la única condición.

Tres meses de entrenamiento

Soportar la entrada y salida de la atmósfera requiere disfrutar de una muy buena condición física. Además, son necesarias nociones técnicas sobre vuelos espaciales, mecánica orbital y entornos presurizados en gravedad cero.

Los expertos de Orion Span adelantan que los turistas deberán recibir tres meses de entrenamiento. En una primera fase el aprendizaje será online, para a continuación recibir una preparación más específica en una base de Houston (Estados Unidos).

Aunque todavía quedan cuatro años para la inauguración de la estación Aurora y a pesar del escandaloso coste del alojamiento, ya hay clientes que han empezado a reservar su plaza adelantando 80.000 euros como fianza.

No es el único proyecto que promete viajes y estancias fuera del planeta. La compañía Axion Space también está diseñando una estación espacial comercial, aunque no prevé tenerla terminada antes de 2024. Y Elon Musk, el multimillonario fundador de Tesla y de la compañía aeroespacial SpaceX, tiene intención de convertir la Luna en un destino turístico más. Parece que el cielo está más que nunca al alcance de la mano.

Etiquetas