Pasos a seguir para comprar tu primera vivienda

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Es un momento emocionante y estresante, al mismo tiempo. Comprar tu primera casa será tu aventura personal y, es posible, que temas perderte entre trámites y papeleos. Echa un vistazo a esta guía que hemos preparado para que, si te lo estás pensando, tengas claro los 4 pasos que debes seguir:

1. Asegúrate de lo que vas a comprar

Si es una vivienda usada, haz una visita con un experto para comprobar su estado o estimar si necesita reforma. Después, averigua en el Registro de la Propiedad si la casa tiene cargas porque serás tú quien deberá asumirlas después.

2. Comprueba si lo podrás pagar

Es el paso clave: averiguar si contarás con la financiación necesaria. Si es de obra nueva, es posible que exista la posibilidad de subrogarse (adherirse) al préstamo promotor. En caso de que no sea de obra nueva, y si el vendedor tiene financiación, también existe la opción de subrogarse endicho préstamo.

En cuanto a los distintos préstamos hipotecarios posibles deberás considerar lo siguiente:

    • A tipo fijo: la cuota mensual del préstamo se mantiene siempre porque el tipo de interés no varía.
    • A tipo variable: compuesto por el valor del índice de referencia más un diferencial fijo. El importe de la cuota se actualiza en cada revisión al valor del índice de referencia. Las revisiones más comunes son las anuales o semestrales y la referencia más habitual es el Euribor.
    • A tipo mixto: una combinación de las dos anteriores: una parte del préstamo con un tipo de interés fijo y otra parte con interés variable.

La entidad analizará cada caso según la capacidad de pago de los titulares.

3. Empieza la compra

Tras saber que contarás con la financiación necesaria, hay que comenzar con los trámites de la compraventa. Es el momento de hacer un contrato preliminar donde poner de manifiesto la intención de vender por parte del propietario y de comprar por parte del comprador. Será la parte interesada en comprar quien adelante una cantidad (arras) a cuenta de la operación. La cuantía de este adelanto será determinada por las dos partes aunque suele estar en torno al 10% del precio final.

Si bien el contrato de arras no es la única opción (puede ser un contrato de compra venta privado de viviendas en construcción, se puede gestionar la firma de una reserva previa…), es una de las más comunes si se trata de vivienda terminada. En este contrato de arras deben figurar los datos de ambos, los de la vivienda, la cuantía de las arras, el precio final y el tipo de contrato que se establece. Es importante ya que existen tres modalidades muy diferentes del contrato de arras que conviene conocer:

  • Penitencial. El más habitual. Si el comprador al final no realiza la operación, perderá el dinero adelantando. Si quien se echa atrás es el vendedor, tendrá que devolver el doble de la cuantía de las arras.
  • Confirmatorio. Obliga expresamente al cumplimiento de lo pactado.
  • Penal. Se fija una penalización previa en caso de incumplimiento.

4. Último paso: notario y escrituras

Una vez todo se ha acordado, hay que formalizar la operación. Primero en el banco, solicitando la concesión del préstamo que ya se había pactado con anterioridad. Después, formalizando la compra-venta y el préstamo, proceso  que cuenta con dos figuras claves:

  • El notario. Da fe de la transacción, comprueba que todo sea legal y prepara dos escrituras: una para la hipoteca (con todas las condiciones) y otra para la compraventa de la casa. Se suelen inscribir ambas en el Registro de la Propiedad.
  • La gestoría. Tramita todo el papeleo, incluido el pago de los impuestos.

La escritura de hipoteca y de compra-venta de la casa, se firman  en la notaría y  en el mismo acto  y una vez firmada la escritura de compra-venta,  te harán entrega de las llaves.

Si quieres más detalles, puedes solicitar el ebook Guía para comprar casa en cinco pasos de Anida.