Perfil del inquilino medio: menor de 35 años, soltero y gasta en alquiler el 40% del sueldo

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

La demanda de alquiler de vivienda en España crece con fuerza, lo que atrae a nuevos propietarios en busca de altas rentabilidades. Cualquier inversión requiere de un conocimiento del mercado al que se destina, por eso resulta importante identificar a los clientes objetivos.

En esa tarea resulta muy útil el informe Perfil del Inquilino en España, una gran encuesta realizada por la compañía Alquiler Seguro en ciudades de más de 200.000 habitantes. Estas son sus principales conclusiones.

Más hombres que mujeres

El 52,07% de los españoles que vive de alquiler es hombre, lo que puede indicar que sean sobre todo ellos los que figuran como titulares de los contratos o que ellas sean algo más reticentes a vivir solas.

La mayoría, jóvenes

Contar con menos recursos, asumir una mayor movilidad laboral y tener más dificultades para acceder a una hipoteca hace que cada vez más jóvenes se inclinen por el alquiler. En concreto la encuesta muestra que el 66,15% de los inquilinos tiene menos de 35 años. El 28,26% se sitúa en la franja de 36-55 años, y solo un 5,05% supera esa edad.

Los casados son minoría

Es muy difícil asumir solo el coste de la compra de una vivienda. Eso explica que casi el 67% de los inquilinos sea soltero (el estado civil más habitual), separado, divorciado o viudo. El 33% está casado.

Dos por casa

El 39,27% de los encuestados afirma convivir en la casa de alquiler con otra persona, aunque no tiene por qué ser su pareja. En muchos casos se recurre a los compañeros de piso para hacer más asequibles los gastos. De hecho, en el 22,83% de los casos comparten la vivienda tres personas y en el 12,42% son cuatro los que viven bajo el mismo techo. Los solitarios constituyen la minoría: el 20,60%.

Contratos laborales indefinidos pero de poca antigüedad

El estudio de Alquiler Seguro distingue diferentes tipos de contratos de trabajo de los inquilinos, pero podríamos agruparlos en dos. Por un lado, los que no ofrecen una estabilidad laboral: autónomos (la mayoría, 20,83%), empleados sujetos a circunstancias de producción, interinos, trabajadores por obra y servicio, y empleados con contrato formativo. En total, el 63,28%. El otro grupo lo formaría un 10,55% de funcionarios y un 25,14% de trabajadores con contrato indefinido. En todo caso, el 80% de todos ellos tiene menos de cuatro años de antigüedad en la empresa o en su actividad laboral.

Poco salario y alto endeudamiento

La mayoría de los inquilinos cuenta con rentas bajas. Un 55,26% no supera los 20.000 euros anuales; el 17,46% gana entre 20.000 y 30.000 euros al año; el 18,39% ingresa entre 30.000 y 40.000, y el 9% restante supera esa cantidad. Se detecta además que el esfuerzo para pagar la vivienda es muy alto. Los expertos del Banco de España aconsejan que esta partida del presupuesto personal no sea mayor del 30% de la renta. Sin embargo, el 34,91% emplea entre el 30% y el 40% de lo que gana; la cifra llega hasta el 50% en el 28,63% de los casos, y para el 11,29% el alquiler supone más de la mitad del salario.

Mejor cerca del trabajo

Siempre según la encuesta, los inquilinos necesitan de media 12 días para encontrar piso y la búsqueda la hacen sobre todo a través del móvil. Su prioridad es que la vivienda esté cerca del trabajo y el tiempo medio de estancia del inquilino en el mismo inmueble es de algo más de dos años.