Programa Hábitat-ONU, ¿ciudades sostenibles de 6 millones de habitantes?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

¿Cómo será nuestro planeta dentro de 25 años? Las previsiones de la Organización de las Naciones Unidas, recogidas en su Panel sobre Sostenibilidad Global, arrojan cifras tan impactantes como preocupantes:

  • En 2040 seremos 9.000 millones de personas, 2.000 más que en la actualidad.
  • El 70% de la población mundial, nada menos que 6.300 millones, residirán en ciudades.
  • El 90% de ese desarrollo urbano tendrá lugar en países en vías de desarrollo, es decir, con menos recursos para asimilar esa transformación socioeconómica.
  • El consumo energético aumentará un 40%.

Los datos exponen el desafío al que nos enfrentamos y justifican que se estén poniendo en marcha planes de actuación globales para adaptar los recursos, habitacionales y energéticos, a esa gigantesca demanda concentrada en poco espacio.

En ese marco trabaja el Programa Hábitat-ONU. Su objetivo es generar debate, investigación e innovación en busca de soluciones urbanas urgentes en seis campos estratégicos:

  • Legislación y gestión. Se pretende fijar políticas adecuadas y marcos jurídicos eficaces para controlar el desarrollo de las ciudades, la utilización del suelo y los proyectos de construcción.
  • Planificación y diseño urbano. Hay que racionalizar el crecimiento teniendo en cuenta desde la climatología hasta la orografía, con espacios verdes, infraestructuras, transportes, accesos…
  • Economía urbana. No se trata solo de hacer ciudades habitables, sino de generar recursos económicos y poner en marcha nuevas actividades para hacer núcleos urbanos socialmente viables: tejido industrial y comercial, implementación tecnológica, red de servicios, acceso al emprendimiento…
  • Servicios básicos. Este campo engloba elementos clave como:
    • Recursos energéticos sostenibles, favoreciendo las renovables y el control inteligente de la demanda pública.
    • Abastecimiento de agua y sistemas de reciclaje.
    • Tratamiento y reciclado de basuras.
    • Comunicación y asistencia a la población a través de las redes de tecnología de la información.
  • El objetivo es construir de forma eficiente y segura y facilitar el acceso a una vivienda digna a toda la población a través de la rehabilitación urbana.
  • Reducción de riesgos. Deben prepararse planes estratégicos para prevenir y afrontar los peligros naturales (climáticos y sísmicos), la contaminación y el desabastecimiento de productos y servicios básicos.

El pasado mes de enero, Madrid se incorporaba de forma activa al Programa Hábitat-ONU aportando 500.000 euros y ofreciendo apoyo técnico al proyecto. La idea es que la capital sea un campo de pruebas para algunos de los estudios elaborados por el expertos de Naciones Unidas.

Eso hará que esta ciudad tenga un gran protagonismo en la III Cumbre Hábitat, que se celebrará en Ecuador el próximo octubre y donde se analizarán nuevas propuestas y planes estratégicos para la sostenibilidad urbana.