¿Quieres tener una piscina en casa? Sigue estos consejos

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Probablemente tener una piscina en casa sea uno de los sueños de muchos. ¿Existe mejor manera de disfrutar del verano? Si tienes espacio en el exterior, quizá te estés planteando construir una. Preparar el terreno, decidir dónde ubicarla, el tamaño que queremos y  el material de la misma son algunas de las decisiones que hay que tomar. Si estás pensando en construir una piscina en casa, sigue estos consejos para no equivocarte.

Pedir las licencias antes de la construcción

Es importante que cuando nos planteemos construir una piscina, hagamos las gestiones pertinentes con nuestro ayuntamiento, ya que necesitamos una licencia. Cada consistorio tiene su propia normativa y ésta muchas veces depende de si la piscina que queremos construir es una obra mayor o menor. Básicamente, la diferencia reside en el tamaño y volumen de la misma:

  • Sería obra menor cuando ésta ocupa menos de 21 m2, que para un uso privado suele ser el modelo más habitual. En este caso, tendremos que presentar un proyecto que describa cómo será la piscina y dibujarla sobre el plano. Lo más seguro es que tengamos que abonar un 4% en concepto de licencia.
  • Sería obra mayor si ocupa más de 21 m2. En este caso, tendremos que presentar un proyecto firmado por un arquitecto y abonar alrededor del 6% del presupuesto de la misma en concepto de licencia, aunque cada consistorio tiene su propia tabla.

Otro de los capítulos que no debemos olvidar es gestionar el almacenamiento y recogida de los residuos que se producen con motivo de la construcción.

Preparar el suelo adecuadamente

Acondicionar el solar donde la ubicaremos es otro de los puntos clave y para ello, nuestro consejo es ponernos en manos de un profesional. Solo él sabrá cuál es la ubicación más idónea observando el terreno y chequeando que se pueda llevar a cabo las obras de excavación y de instalación de la pileta y no tener ningún problema en el futuro.

Muchas veces se tienen una expectativas de dónde situar el vaso en una zona particular del jardín que no se corresponden con la realidad. Quizá justo ahí, el terreno no sea firme o haya mucho desnivel. Es necesario consultar estas dudas con un profesional que nos asegure que nuestra piscina tenga larga vida.

También es importante tener en cuenta la ubicación, por ejemplo: si quieres que le dé el sol o si prefieres zona de sombra. También es aconsejable revisar la zona de vegetación y arboleda e intentar alejarla de ahí, ya que suelen caer muchas hojas de los árboles y eso hace que su mantenimiento sea más costoso.

¿Qué tamaño necesito y cuánto cuesta?

Lógicamente a todos nos encantaría tener una piscina inmensa en nuestro jardín, pero a veces el espacio es reducido y lo mejor es ser realistas y adaptar la pileta al lugar. Para un uso privado donde se van a bañar 4 personas, un tamaño de 10x 4 o 12×4 suele ser suficiente, aunque también hay que tener en cuenta otros condicionantes como la forma.

Las hay de forma rectangular, perfectas para realizar alguna actividad deportiva. Si lo que quieres es relajarte, elige un modelo con escaleras de acceso amplias (mejor de obra) y un fondo con la misma profundidad. Si tienes niños y lo que quieres es que se diviertan en el agua, quizá la opción perfecta es una piscina con bordes redondeados, así evitarás algunos peligros.

Todos estos factores inciden directamente en su precio, pero si deseas tener una referencia, toma nota: para un tamaño de 10×4 m2 el coste medio es de 14.000€ y suele requerir unos 20 días de construcción. Obviamente, también puedes optar por una piscina prefabricada, cuyo precio es muy inferior: para un tamaño de 10x4m 2, pagaríamos unos 2.500€.

El acabado y mantenimiento

Los azulejos suelen ser el material estrella para revestirlas, sobre todo si su uso es privado. Si los eliges en tonos claros, parecerá más grande visualmente, aunque también se ensuciarán con más facilidad. Otro de los materiales más punteros es el acero: requiere mucha inversión inicial pero tiene una larga vida. Otros, sin embargo, optan por pintar el fondo con colores o diseños personalizados.

La escalera también es otro elemento a tener en cuenta: puedes elegir instalar una de obra, que es más cara pero tiene la ventaja de que es más accesible, o bien optar por una de aluminio. También tendrás que tener en cuenta el exterior. ¿Con qué opción te quedas: jardín y césped, piedra o tarima de madera?

El último punto a tener en cuenta es su mantenimiento. Debes tener en cuenta que una piscina requiere limpieza, comprobación de los niveles de ph, depuración del agua, tratamiento del cloro y reparar cualquier desperfecto que se haya podido producir durante el invierno o por su uso. En total, deberás destinar un presupuesto aproximado de 600-700 € al año a este fin.