¿Sabes lo que es Kakebo? Descubre el libro japonés para el ahorro doméstico que ha revolucionado el mundo

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Llegar a fin de mes es difícil para muchas familias. Ahorrar es aún más complicado. Por eso, el primer kakebo que vio la luz en 1904 es hoy en día un referente para ahorrar dinero no solo en Japón, sino en todo el mundo. La clave está en su sencilla metodología.

El éxito de un libro

Nada podía presagiar el éxito que tendría en poco tiempo e incluso un siglo después, el libro de Motoko Hani (Japón, 1873-1957), Kakebo, cuando la escritora nipona ideó un método para que las señoras de principios de siglo pudieran destinar el sueldo que sobraba en casa para afrontar posibles imprevistos.
El método es tan sencillo como sorprendente. Consiste en apuntar cada uno de los gastos que realizamos a diario dentro de cada categoría propuesta por la escritora y que cubren las partidas presupuestarias de cualquier hogar: gastos básicos o de supervivencia, cultura, ocio y extras. Cada una de estas categorías está diseñada con un color diferente para que identificarlas sea aún más fácil. Al final de mes, solo hay que sumar todos los gastos y obtendremos una evaluación en función del resultado. Como en otros campos de la cultura nipona, los animales aquí cumplen una función. Por ejemplo, el lobo, el depredador, es un símil del gasto y el cerdito se identificaría con el buen ahorrador.

El libro no podría acabar sin una recomendación para mejorar nuestros hábitos. Preguntas como: ¿es realmente necesario este gasto?, ¿podríamos destinar parte del gasto de ocio en “supervivencia”? Y como es un libro de “autoayuda financiera”, tampoco faltan los consejos para conseguir nuestros objetivos.

Japón: una sociedad muy ahorradora

No es de extrañar que sea precisamente Japón la cuna que ha visto nacer este libro, cuya traducción es: “libro de cuentas para la economía doméstica”, porque los nipones están muy concienciados sobre la importancia de ahorrar y administrar adecuadamente sus patrimonios y bienes. Saben de primera mano que deben estar preparados para cualquier imprevisto y por eso, la palabra “ahorro” es parte de su ADN.

En España, los datos dicen lo contrario: a los españoles nos cuesta mucho ahorrar. Y ahora es cuando tumbamos el mito de que ganamos poco dinero porque no es ahí donde reside el problema. Parece que cuanto más ganamos, más gastamos. ¿Dónde reside el problema entonces? El dilema está en administrar bien nuestro dinero, en priorizar nuestros gastos y en derivar lo que ganamos correctamente a cada una de las partidas presupuestarias.

El secreto está en anotarlo todo

Muchos pensarán que esta metodología no se diferencia mucho de otras apps para ahorrar.  Sin embargo, la diferencia reside en que con el Kakebo hay que anotarlo todo a mano. Parece que solo así somos realmente conscientes de los gastos que realizamos, ya que escribir sobre el papel te hace ser más consciente de tus hábitos de consumo.  La segunda clave está en la constancia: solo si apuntamos los gastos a diario seremos capaces de tener una radiografía real del estado de nuestra economía.

El libro está disponible en varias plataformas de venta de libros online. Por tan solo 13 euros podemos conseguir mejorar nuestra economía doméstica y poder poner en práctica mejoras, con el fin de ahorrar un poco cada mes.