¿Su oficina es del siglo XX o del siglo XXI?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Flexible, social y tecnológica. La oficina sufre la mayor transformación en décadas para convertirse en un hábitat de interacción humana en el que los trabajadores se relacionen profesional y socialmente. Una evolución impuesta desde las grandes compañías de la nueva economía estadounidense, con hitos como las oficinas de Oracle, Google o Facebook.

Y hoy su modelo se expande por todo el mundo. Una sede corporativa singular mejora la imagen corporativa de la empresa, atrae y retiene el talento, y trabaja por conciliar dos términos: trabajo y felicidad. Sobre el espacio de trabajo se reflexionaba recientemente en el Worktech 17 celebrado en Madrid. Un evento internacional donde se pudo escuchar hacia dónde avanza la oficina del siglo XXI.

La oficina social

La nueva oficina ha derribado muchos muros, tanto físicos como teóricos. Hoy se apuesta por la oficina social, como defiende Martha Thorne, decana de IE School of Architecture. Se trata de ofrecer un entorno que potencie los nuevos modelos de trabajo, en un momento en el que las relaciones de jerarquía se han relajado para dar paso a grupos de trabajo que operan con independencia de decisión, y al mismo tiempo utilizan herramientas tecnológicas para compartir su información y enriquecer al conjunto de la empresa.

 

Espacios flexibles

El teletrabajo y metodologías como Agile o Design Thinking han acabado con el modelo tradicional de trabajo. La nueva oficina piensa en diseño de espacios flexibles y salas multiusos que den respuesta a la necesidad del empleado en cada momento, pero además aportando un valor extra. La desaparición del despacho es hoy un hecho, en algunos casos incluso para los cargos de mayor responsabilidad. El CEO quiere participar del día a día de la empresa para lo que se requiere un gran espacio central y diáfano.

 

Para el intercambio de ideas y la concentración

Según una estimación de la empresa Ofita pasamos el 60% de la jornada trabajando con otros. Una realidad a la que la arquitectura da respuesta creando diferentes modelos de salas de reuniones: desde espacios más corporativos donde se celebran los encuentros más protocolarios, a otras salas con un mobiliario más lúdico y transformable en clara invitación al trabajo más creativo. Pero también se diseñan salas de reuniones más reducidas para encuentros de dos a cuatro personas, donde un mobiliario con banquetas altas (a modo de bar) favorece la conversación rápida y resolutiva.

 

Y para los momentos de máxima concentración, se apuesta por pequeñas cabinas unipersonales que ofrecen un aislamiento total, y que pueden convertirse en phone box cuando el empleado atiende conversaciones telefónicas o vídeoconferencias.

 

Diseño a golpe de big data

La obsesión por aprender de la medición del dato también llega al diseño de oficinas. Philip Ross, fundador y CEO de Cordless Consultants, defiende la utilización de aplicaciones especialmente diseñadas para la empresa, que ayudan a entender cómo se mueven sus empleados en el trabajo, cuáles son los espacios más demandados, con qué frecuencia y por cuánto tiempo. En el nuevo diseño de oficina hay un importante trabajo previo para entender las necesidades de cada empresa.

 

La oficina tecnológica híbrida

El gran elemento disruptor en esta transformación fue la llegada de Internet y las nuevas tecnologías de la comunicación, pero hoy ya se habla de la robotización de la oficina en forma de asistentes personales o de servicios auxiliares. Los espacios deben estar diseñados para potenciar las tecnologías actuales y facilitar la incorporación de las nuevas herramientas. Pero la utilización de esta tecnología debe ser siempre compatible con la interacción humana lo que, a Juan Antonio Casado, de Accenture Digital, le lleva hablar de un espacio híbrido en el que confluya la tecnología y la experiencia social.

 

Un espacio para la felicidad

El concepto de felicidad en el trabajo ha irrumpido con fuerza en los últimos años en la sociología laboral, y la oficina es uno de los activos que se considera esencial para conseguirlo. Pero, ¿felicidad y trabajo son términos compatibles? En el diseño del cuartel general de Google se apuesta por ofrecer espacios lúdicos para el juego y la práctica deportiva, pero también donde hacer la colada o guarderías para los hijos en un intento de facilitar el descanso, ocio y la conciliación.