Turismo industrial: ocho fábricas alucinantes te abren sus puertas

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

A nadie se le escapa que conocer un lugar es pasear por sus calles, hablar con los lugareños, degustar sus platos típicos, conocer sus mercados, participar de sus tradiciones… Pero la lista no se acaba aquí. La industria de cada región también forma parte de su identidad y cultura, por ello, cada vez son más las fábricas que abren sus puertas al público y los visitantes que se ven atraídos por este tipo de turismo. Si un territorio produce algo lo suficientemente bueno para exportarlo al mundo entero, tanto más interesante será conocer in situ cómo se produce. Estas son algunas de las fábricas del mundo cuya visita no decepciona.

  • Maison Cailler Chocolate Factory (Broc, Suiza): Visitar una fábrica de chocolate es un sueño para los más golosos y Suiza le ha sabido sacar partido. La histórica Maison Cailler no es sólo una de las más antiguas factorías, sino también una de las atracciones más visitadas anualmente en el país Alpino. El que se acerque por el pequeño pueblo de Broc podrá saber algo más sobre la historia del chocolate, conocer de primera mano su proceso de producción, asistir a demostraciones y degustar algunas de sus creaciones. La visita termina en la tienda, un auténtico paraíso chocolatero al que es muy difícil resistirse.
  • Guinness Storehouse (Dublín, Irlanda): La visita a la fábrica de la mítica cerveza irlandesa es ya ineludible para cualquier turista que visite Dublín. Se inicia en la planta baja y recorre cinco niveles hasta llegar al célebre Gravity Bar de la azotea, donde se puede degustar una pinta, cortesía de la casa, después de haber descubierto todo sobre sus ingredientes, su elaboración y su historia. Si no tienes pensado pasar por Dublin próximamente, en la página web también puedes realizar una visita virtual.
  • Museo Lamborghini (Sant’Agata Bolognese, Italia): Tanto si eres un apasionado del automovilismo como si no, el paseo por las líneas de producción de estos deportivos italianos seguro que no te deja indiferente. Un recorrido de 45 minutos que te permitirá ver de cerca desde el proceso de ensamblado hasta la personalización artesanal de los lujosos interiores. La visita está muy solicitada así que se recomienda reservar con antelación.

  • Parfumerie Fragonard (Grasse, Francia): Grasse es considerada la capital mundial del perfume y es allí donde Fragonard produce algunas de las fragancias más delicadas y exclusivas del mundo. Allí, también es posible saciar tu curiosidad sobre cómo funciona la magia de los perfumes: Fragonard te invita a participar de todas las etapas de fabricación, desde la recogida de las flores al envasado, incluso, puedes crear tu propio perfume.
  • Crayola Experience (Pensilvania, EEUU): Imagina la excitación que siente un niño al estrenar una caja de pinturas nueva y multiplícala por un millón. Eso es lo que promete la fábrica de las archiconocidas pinturas de cera Crayola, donde niños y mayores pueden descubrir no sólo cómo se fabrican sino también participar en multitud de manualidades y actividades educativas. Desde derretir un crayola, fundir varias tonalidades, personalizar etiquetas o diseñar tu propia comida, todo ello, en miles de colores.
  • Isla de Murano (Venecia, Italia): Pensar en Murano es pensar en cristal. No en vano, es la isla más visitada de Italia: miles de visitantes repiten el ritual de coger el vaporetto en la veneciana plaza de San Marcos para poder deleitarse ante el hipnótico espectáculo del soplado artesanal del vidrio o hacerse con una pieza única de uno de los cristales con mayor calidad del mundo.
  • Luisville Slugger Museum & Factory (Kentucky, EEUU): El bate más grande del mundo mide más de 35 metros y está situado a la entrada de este edificio. Dentro, llevan más de un siglo fabricando los bates que se utilizan en las grandes ligas. Hay que entender la importancia del béisbol en la sociedad americana para entender el inmenso atractivo que suscita esta fábrica-museo, donde se puede conocer todo acerca de la historia de este deporte y aprender a practicarlo.
  • Fábrica de Boeing de Everett (Washington, EEUU): Seguro que más de una vez has volado a bordo de un Boeing 747, 767 o 777. Pues bien, aquí es donde se fabrican. Todo un paraíso para los amantes de la aviación y curiosos en general, la fábrica de Boeing presume de contar con la línea de montaje más grande del mundo dentro del edificio más grande del mundo, donde trabajan más de 3000 personas. Si sólo leerlo ya es impresionante, ¡imagínate verlo!