Vivir en San Vicente de la Barquera: el municipio que sabe a mar

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Tierra de pescadores y una de las poblaciones más bellas de Cantabria. Dicen que sus atardeceres enamoran, con sus barcas de color reposando sobre el mar. El tiempo se para en San Vicente de la Barquera, un lugar flanqueado por los Picos de Europa y con fuertes tradiciones. Sencillo y a la vez, monumental. Una localidad que merece la pena descubrir en cualquier época del año.

Lo que no te puedes perder

El casco histórico o la Puebla Vieja, como comúnmente se le conoce, tiene muchísimo encanto. Su gran particularidad es que descansa en un montículo que está amurallado dando cobijo a unos cuantos edificios. El más conocido es la Iglesia  de Nuestra Señora de los Ángeles, proyectada en el siglo XIII. Muy cerca de ella, se encuentran las ruinas de las dependencias familiares del inquisidor Corro, un personaje con gran peso e historia en la villa, y también el Palacio de la familia Corro, que hizo las funciones de hospital, ayudando a los enfermos y peregrinos que atravesaban el Camino de Santiago. Hoy en día, es el Ayuntamiento de la localidad y se encuentra en la calle principal.

El entorno natural es otro de los grandes atractivos de San Vicente de la Barquera, con playas, bosques, acantilados y sierra. El Parque Natural de Oyambre, declarado Parque Natural en 1.988, reúne a los principales ecosistemas cantábricos. Pasear por él es encontrarse con fauna y flora propia de la zona y con un paisaje deslumbrante: los Picos de Europa de fondo.

Su larga tradición pesquera ha influido de manera clara en la gastronomía de la villa. Sus pescados y mariscos son el ingrediente más importante de su cocina, maridada de diferentes formas. De hecho, uno de sus guisos por excelencia es el sorropotún, un plato elaborado con bonito, patatas, cebolla y pimiento. Una deliciosa receta que hay que degustar.

Comprar una casa

Si estás pensando en mudarte a Cantabria, debes saber que los pisos de segunda mano en esta comunidad autónoma están caros. Lo dice el Índice Inmobiliario Fotocasa. De hecho, el metro cuadrado aquí ronda los 1.704 euros frente a los 1.805 euros de la media española, situando a Cantabria en la quinta ciudad más cara de España.

Sin embargo, San Vicente de la Barquera se convierte en una excelente opción para invertir. Aquí, el metro cuadrado está en 1.623 euros, registrando una caída del 6,6%, lo que la convierte en una de las localidades más atractivas de la costa cantábrica.

Cómo es la vida en la comarca

Cantabria es la tercera comunidad autónoma con mayor calidad de vida, por detrás de Asturias y País Vasco. Y en concreto en esta villa pesquera la vida es muy sencilla, tranquila y segura. Además, sus ciudadanos valoran mucho que es una ciudad de trato cercano y donde las distancias se pueden recorrer a pie.

Además, su excelente localización permite descubrir otros puntos importantes a menos de 30 kilómetros de distancia: Santillana del Mar y Comillas El primero ofrece un encanto natural que atrae a miles de turistas en verano. Y no es en vano, además de su belleza, su oferta cultural es envidiable: las Cuevas de Altamira son 270 metros de arte prehistórico y un importante yacimiento arqueológico que ha sido reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. También en Santillana hay un Jardín Botánico y la Colegiata, un ejemplo magnífico de arte románico. En Comillas, está la Universidad y el Capricho de Gaudí, una joya arquitectónica modernista de Antonio Gaudí.